El grupo municipal socialista y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU-Madrid) han denunciado la inseguridad y la falta de salidas de emergencia en el túnel de la M-30 entre la avenida Marqués de Monistrol y la A-5, que inauguró hace 20 días el alcalde, Ruiz-Gallardón, "con fines electorales".

Así lo indicó hoy el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Oscar Iglesias, tras reunirse con representantes de la CECU para analizar las denuncias que la organización de consumidores está recibiendo de usuarios del túnel, en las que, según dijeron, manifiestan su "inquietud" por la "falta de seguridad y el riesgo que corren los automovilistas y los trabajadores que aún siguen allí dentro".

El afán electoralista del alcalde le ha llevado a inaugurar un túnel sin ventilación, sin señalización y sin salidas de emergencia

Iglesias manifestó que el "afán electoralista" del alcalde le ha llevado a inaugurar un tramo del túnel "sin ventilación, sin señalización y sin salidas de emergencia".

El portavoz socialista añadió que las pocas vías de evacuación que existen "están obstaculizadas" o terminan "en pozos, en una especie de piscinas" que hacen imposible acceder normalmente a la calle.

Por ello, el portavoz socialista anunció que su grupo presentará en el pleno municipal una proposición para que el Ayuntamiento "subsane de inmediato las deficiencias" del túnel y no lo vuelva a abrir hasta que esté totalmente acabado y se garantice la seguridad de automovilistas y trabajadores.

Por su parte, Antonio López, portavoz de CECU-Madrid, manifestó que "no pasa nada por suspender el tránsito de vehículos por el túnel mientras se termina de hacer", pues aseguró que si se actuara de ese modo "el alcalde podría inaugurarlo, pero esta vez bien, antes de las elecciones de mayo".