Así, un 15% de las viviendas construidas el año pasado fue de este tipo.

Otro dato curioso, según los promotores, es que de 6.000 viviendas nuevas ofertadas durante 2006, a día de hoy, en Valencia sólo hay disponibles 65 para entregar las llaves en mano.

La asociación no pronostica un descenso en el precio de la vivienda nueva puesto que «en tres o cuatro años, no quedará suelo para edificar en Valencia».