deseos para una época de miserias
Varios artistas que no tienen qué comer se refugian en un piso del París ocupado por los nazis (T. C.).
Cuando Pablo Picasso escribe en 1941 su primera obra de teatro, no puede evitar hacer referencia a la banalidad de la guerra (era un año en el que la II Guerra Mundial atizaba medio planeta).

Así nació El deseo atrapado por la cola, la primera obra de teatro que escribió el pintor malagueño. Los encargados de llevar su texto a escena 66 años después, son el Centro Andaluz de Teatro en coproducción con la compañía Teatro del Velador, cuyo director, Juan Dolores Caballero, es quien ha dado forma al espectáculo.

A pesar de ser una comedia algo surrealista, el artista le imprime al texto esa pincelada de tristeza y de sabor agridulce que entraña la guerra. La acción se sitúa en el París ocupado por los nazis. Un grupo de artistas arruinados, sin nada que comer, se reúnen en un piso: una mujer de circo, un novelista, una cantante, un travesti... «Para poder sobrevivir se van inventando historias, que son el deseo de comida, de la carne, del sexo. Ese deseo es lo que les permite sobrevivir», explica Paco Ortuño, director del CAT.

* Teatro Central. Avda. José Gálvez, 6. De hoy al 28, excepto lunes. A las 21 horas. 15 euros.

Estreno en España

Según cuenta el director, uno de los actores le confesó que cuando leyó la obra y la vio en el escenario pudo entender mucho mejor la pintura y la persona de Picasso. La representación es inédita ya que ésta es la primera vez que se escenifica en España y en castellano El deseo atrapado por la cola. Después de Sevilla la obra viajará por Andalucía. Del 15 al 18 de abril estará en el Teatro Cánovas de Málaga y a finales de este mes y primeros de mayo, en el Teatro Alhambra de Granada.