La secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, ha lamentado que el presidente provincial del PP, Antonio Sanz, "confunda el patriotismo con el patrioterismo, se envuelva falsamente en una bandera y se dedique a repartir falsos certificados de españolidad y de lealtad a los intereses de los ciudadanos de La Línea y del Campo de Gibraltar".

De esta manera, ha calificado en un comunicado de "indignas de un responsable político" las manifestaciones de Sanz en las que "arremete" contra la alcaldesa linense, la socialista Gemma Araujo, y ha añadido que "si tan preocupado está por los intereses de España, y por tanto de los españoles y de las españolas, debería defender en primera instancia a las personas que viven en La Línea y todo el entorno de Gibraltar, que están padeciendo en sus propias carnes la intransigencia del Gobierno del PP, que ha decidido rescatar la tradición de enfrentamientos con la Roca para tratar de tapar los escándalos de corrupción ligados a los casos Bárcenas y Gürtel".

"Resulta llamativo que, en un momento en que dirigentes del PP en otras partes de España están sacando de sus armarios banderas situadas fuera de nuestro ordenamiento constitucional, el señor Sanz reclame para sí la capacidad de visar la españolidad de cualquier ciudadano o ciudadana de este país, máxime de la alcaldesa de La Línea", ha dicho la secretaria general.

Ha añadido que Gemma Araujo representa a un pueblo que ha sido tomado como "rehén" por parte del partido de Sanz en su intento de "silenciar el principal escándalo de supuesta corrupción de nuestra historia democrática". "¿Es posible concebir una posición más antiespañola que perjudicar consciente y premeditadamente a los trabajadores españoles que diariamente tienen que acudir a Gibraltar y que se ven obligados a pasar horas ante la Verja? ¿Habrá mayor traición a este país que generar una situación de conflicto que ha provocado que el comercio y la pequeña industria de La Línea acumule ya hasta un descenso del 60 por ciento en sus ventas?", se ha preguntado, para destacar que "ni la alcaldesa de La Línea ni ningún socialista vamos a aceptar lecciones de patriotismo por parte de Antonio Sanz ni del PP".

García ha defendido que la alcaldesa linense se mantenga "firme en la defensa de los intereses de su ciudad, de sus vecinos y de sus vecinas, sea quien sea el responsable de los perjuicios que vienen padeciendo". Así, ha mostrado el "pleno respaldo de los socialistas gaditanos, andaluces y del conjunto de España" a Gemma Araujo, quien está dando, en su opinión, "una verdadera lección de responsabilidad, muy lejos de la actitud incendiaria del señor Sanz, que cada vez que tiene que tapar las vergüenzas de su partido acude a La Línea, suelta algún exabrupto y regresa sin importarle lo más mínimo el día a día de una localidad que quiere seguir manteniendo unas relaciones de buena vecindad con la Roca que sean favorables para ambas comunidades".

De este modo, insiste en que "más allá de proferir frases fuera de tono" hacia la alcaldesa de La Línea y hacia los habitantes de esa localidad, la sociedad linense espera que Sanz "aproveche alguna de sus últimamente frecuentes visitas a esa ciudad para explicar el lamentable resultado de la gestión de su partido al frente de ese Ayuntamiento y el papel de los gilistas en aquel Gobierno local, e incluso hoy mismo en el seno de su partido". "Por más que el señor Sanz recuerde ahora épocas pasadas en las que había quien se dedicaba a poner etiquetas de español y de antiespañol, parece haber perdido la memoria de otros acontecimientos más recientes pero igualmente lamentables para el pueblo de La Línea", ha dicho.

La secretaria general del PSOE de Cádiz ha calificado de "vergonzoso y vergonzante" que el presidente provincial del PP "acuda a La Línea a atentar contra el honor y el buen nombre de su alcaldesa y a defender la actuación del Ejecutivo de Mariano Rajoy, acompañado nada menor que por el subdelegado del Gobierno, quien lejos de impedir ese atropello institucional parece el primer interesado en alentarlo".

"Javier de Torre debería de una vez darse cuenta de que los gaditanos y las gaditanas, como el resto de los españoles y de las españolas, no le pagan su sueldo para que se dedique a atacar a instituciones gestionadas por otro partido; ni siquiera lo hacen para que defienda las estrategias de confrontación del Ejecutivo de Mariano Rajoy", ha dicho, para añadir que "lo hacen para que cumpla escrupulosamente con sus responsabilidades como subdelegado del Gobierno, entre ellas la resolución del robo de casi 300 kilos de cocaína perpetrado en un depósito oficial prácticamente ante sus narices hace casi un año y que, a día de hoy, sigue sin esclarecerse".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.