La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha trasladado este sábado que la seguridad en Polígono Sur de Sevilla es "fundamental" para todas las administraciones implicadas y ha garantizado que se seguirá trabajando en esta línea al tiempo que ha destacado la labor "conjunta" a través del Comisionado para la Droga.

Crespo ha lanzado, asimismo, un mensaje de tranquilidad a los vecinos del barrio de las 3.000 viviendas, donde continúa activo el dispositivo activado tras tiroteo que la noche del pasado martes costó la vida a una niña de siete años y que se ha saldado con diez detenidos, todos ellos miembros del denominado clan de los Perla y que habían abandonado la zona del suceso por miedo a represalias.

En declaraciones a los periodistas en Almería, ha destacado el clima de "normalidad" con la que han transcurrido las últimas horas en el Polígono Sur sevillano y ha justificado lo razonable del operativo de seguridad dado "lo que ha ocurrido y que la investigación judicial sigue abierta".

Crespo ha ensalzado la labor efectuada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para esclarecer el crimen y poner a lo largo de la jornada de este sábado a disposición judicial a los presuntos culpables. "La Policía ha trabajado de una manera encomiable, rapidísima y resaltable", ha apuntillado para, a continuación, trasladar una vez más las condolencias a la familia de la menor fallecida.

Ha reiterado que la investigación, sobre la que el juez instructor ha decretado secreto de sumario, apunta a que el tiroteo derivó de un ajuste de cuentas y ha trasladado que los objetos intervenidos a los arrestados, entre ellos armas y joyas, están siendo analizados.

En concreto, se han producido nueve detenciones en la zona de Calahonda de la localidad malagueña, ocho hombres y una mujer, mientras que el décimo detenido, un varón, ha sido localizado en el municipio onubense de Hinojos. Se les imputan los presuntos delitos de homicidio y tenencia ilícita de armas. Se da la circunstancia de que la Policía localizó en el lugar del tiroteo una veintena de casquillos de balas y cartuchos de postas.

Los agentes encargados de la investigación tenían identificados a los autores de los disparos desde la misma madrugada del martes, si bien hasta última hora de este jueves no lograron encontrar el lugar donde se ocultaban desde el suceso.

Los hechos se produjeron a última hora del martes en la calle Orfebre Cayetano González, donde una menor de siete años recibió un tiro y sus padres también fueron heridos por arma de fuego, aunque de carácter leve. A pesar de que la niña fue trasladada inmediatamente al Hospital Virgen del Rocío no pudieron hacer nada por su vida. Los padres recibieron el alta a última hora del miércoles y pudieron acudir este jueves al entierro de su hija en el cementerio de San Fernando.

La Policía Nacional baraja varias hipótesis como posible detonante del suceso, entre las que incluye un posible ajuste de cuentas entre los dos clanes dedicados al tráfico de droga o una venganza debido a un secuestro previo de uno de los miembros de estas familias implicadas.

"se equivocaron de casa"

Los agentes encargados de la investigación mantienen la tesis de que "la familia de la niña fallecida no tenía nada que ver en ello", por lo que los autores de los disparos, realizados desde la calle, "se habrían equivocado de casa", junto a la cual la Policía localizó más de una veintena de cartuchos de bala.

Agentes policiales permanecen en las inmediaciones de la casa donde ocurrieron los hechos y mantienen acordonada la zona, donde también continúa el dispositivo de seguridad puesto en marcha en la barriada para evitar represalias y que permitió sorprender durante la madrugada de este jueves a cuatro mujeres, dos de ellas menores de edad, cuando intentaban robar en una casa de una familia que pertenece al clan de los Perla, aunque las dos menores quedaron en libertad pocas horas después.

Consulta aquí más noticias de Almería.