Barriada Lionel Carvallo de Sevilla
Panorámica de la barriada Lionel Carvallo de Sevilla. EFE

La barriada sevillana Lionel Carvallo, en el corazón del barrio de Nervión, entre el estadio Sánchez Pizjuán y la Gran Plaza, no ha sido recepcionada por el Ayuntamiento de Sevilla medio siglo después de su construcción, periodo que lleva en un "limbo legal", según denuncian sus vecinos.

La falta de regulación, ordenación y recepción de esta barriada, que lleva el nombre de un familiar de sus promotores, afecta a 300 viviendas, 70 locales comerciales y a unas 2.800 personas entre residentes, propietarios, vecinos, empleados y usuarios de establecimientos, según ha dicho el coordinador de la Red Ciudadana de Sevilla y vecino de la barriada, Ángel León.

Esta situación irregular afecta ya a una tercera generación de vecinos, ya que muchos de los primeros residentes han muerto de viejos y algunos de sus nietos, ahora licenciados universitarios, reivindican la regulación del barrio, aportando sus conocimientos dentro de la Red Ciudadana de Sevilla.

La barriada no existe para el Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla

Incluso "una parte de la barriada está fuera de ordenación y no tiene visos de que exista voluntad política de su regulación, de hecho no existe para el actual Plan General de Ordenación Urbanística", en uno de cuyos documentos figura bajo la designación de "expropiación", según León.

Esa falta de regulación por parte del ayuntamiento hace que éste preste los servicios municipales básicos, como limpieza, alumbrado, suministro de agua y custodia de la Policía Local de forma graciable de modo que, cuando los vecinos presentan quejas o, ante cualquier incidencia, exigen una correcta prestación, se les recuerda que carecen de derecho a ella, según ha denunciado Ángel León.

Estos servicios, que según León, se prestan de "manera alegal y sin respaldo jurídico alguno" han supuesto para las arcas municipales sevillanas unos 500.000 euros anuales en la última década.

"La barriada es tierra de nadie cuando conviene y, cuando no, es propiedad de terceros y, en pocos casos, es una propiedad privada de uso público; estamos en un limbo legal intencionado, buscado y apoyado por las distintas administraciones públicas y por todos los partidos políticos institucionalizados", ha asegurado el coordinador de la Red Ciudadana de Sevilla.

También ha recordado que los principales partidos políticos, PP, PSOE, IU y Partido Andalucista (PA) han formado parte del Gobierno municipal de Sevilla durante el periodo democrático, sin que ninguno haya puesto voluntad política en solucionar este problema, enquistado desde el último periodo de la dictadura, cuando un apresurado desarrollo urbanístico propició este tipo de situaciones.

Un convenio de 1963

Fue el propio Ayuntamiento de Sevilla el que propició el problema, cuando en el año 1963 vendió los terrenos de la barriada a la Sociedad Mercantil "Constructora Inmobiliaria Bética, S.A." (COIBESA) y ambas partes firmaron un convenio.

Desde entonces tres Planes Generales de Ordenación Urbana (PGOU) han servido para que, en otros barrios de Sevilla, se haga coincidir la situación catastral, registral y legal con la realidad física realizando la correspondiente regulación, ordenación y recepción, pero en el caso de la barriada de Lionel Carvallo "sólo han servido para agravar el problema", según León.

Ángel León ha denunciado que, al no haber sido recepcionada por el ayuntamiento, el suelo de la barriada es "propiedad privada, pero no de los vecinos, sino de terceros" y llegó al extremo de que en el catastro no constaba la propiedad de ese suelo.

Eso ha propiciado que la empresa heredera de la que hace 50 años erigió la barriada tratara hace unos diez años de construir un aparcamiento subterráneo bajo los bloques de pisos, proyecto que fue parado por los vecinos a base de protestas.

Fuentes del Ayuntamiento de Sevilla han confirmado que esta irregularidad persiste por deudas contraídas con el ayuntamiento por la empresa que hizo la barriada y que la ley no permite recepcionarla sin que esas deudas estén pagadas.

El coordinador de la Red Ciudadana de Sevilla ha asegurado que esta organización y los vecinos de la barriada Lionel Carvallo no descartan "celebrar" estos 50 años con movilizaciones, para las cuales, ha considerado, "sobran legitimación, argumentos y motivos" porque "después de tantos años, sólo nos falta paciencia".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.