La Fiscalía de Granada ha solicitado una pena de cinco años de prisión y multas de un total de 20.400 euros para el gerente y arrendatario de un bar y una terraza en Atarfe (Granada) por los ruidos ocasionados, que presuntamente generaron en sus vecinos problemas de ansiedad y tristeza.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, el acusado, Juan B.M.B., lleva desarrollando su actividad en sus establecimientos desde 2006 bajo el epígrafe de 'Restaurantes, cafeterías, pubs y bares', por lo que se encuentra sometido a la calificación ambiental.

Según el fiscal, el procesado no contaba con la preceptiva licencia de actividad para la terraza anexa a su bar, que tampoco contemplaba el uso de equipos de reproducción musical y audiovisual, pese a lo cual dispuso en ella varias televisiones y una minicadena con dos altavoces colgados en las paredes, sin los correspondientes limitadores acústicos.

Ello provocó unas inmisiones sonoras superiores a las permitidas conforme a la legislación vigente, creando "un grave peligro" para la salud de los vecinos, al generar "constantes molestias", particularmente a los del edificio adyacente, sito en la calle Gibraltar, un matrimonio y sus dos hijas menores de edad.

Según la acusación pública, han sufrido "reiterados ruidos" de música, televisión y trasiego de clientela hasta altas horas de la madrugada, perturbando su descanso y tranquilidad familiar, habiéndose visto aquejada su salud por tal motivo, con cuadros de ansiedad y tristeza, sufriendo lesiones de las que sin embargo no consta tratamiento médico o quirúrgico.

El Ayuntamiento de Atarfe acordó como medida cautelar el pasado 12 de abril de 2011 el cierre de la 'Terraza El portalón', pero el acusado, que tampoco tiene seguro de responsabilidad civil en el establecimiento, desatendió esa resolución municipal, continuando el desarrollo de su actividad, pese a los requerimientos de la Policía Local.

Por ello, el fiscal le atribuye un delito contra el medio ambiente, por el que se enfrenta a cinco años de cárcel, multa de 18.000 euros e inhabilitación especial para profesión u oficio de gerente de restauración por tiempo de tres años, y dos faltas de lesiones, por las que le piden 1.200 euros de multa cada una. Asimismo, interesa la clausura temporal del local 'Terraza el Portalón' por tiempo de dos años.

El inculpado, de 41 años y sin antecedentes penales, será enjuiciado el próximo 10 de septiembre en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada.

Consulta aquí más noticias de Granada.