Los Reyes Magos dejan a los pequeños multitud de regalos que, al poco tiempo, llegan a aburrirles. De ahí que el Consejo de la Juventud de Murcia y la ONG Punto de Encuentro inicien una campaña de recogida de juguetes no deseados para familias sin recursos.

Desde el 15 de diciembre  se han almacenado en el Centro Juvenil Yesqueros de Murcia 4.000 kilos de juguetes, mil más que la Navidad pasada. La mitad se han repartido entre un centenar de familias de Murcia y pedanías y el resto se enviarán a «Argelia, Sáhara o Bolivia a través de organizaciones humanitarias», explica Carmen Abellán, coordinadora de la campaña de recogida.

Ahora, «queremos que las familias traigan aquellos juguetes que han regalado y que a sus hijos no les han gustado o, simplemente, se han cansado de jugar con ellos. Suelen ser peluches, puzles o camiones», asegura Manuel Frutos, responsable del centro Yesqueros.

De tres a cuatro regalos

Cada vez los niños reciben mayor número de regalos, lo que «tiene consecuencias negativas como la avaricia», según Mónica Moreno, psicóloga infantil por lo que lo ideal es regalar 3 ó 4 juguetes. Los niños tardan un mes en jugar constantemente con los regalos de Reyes, pero suele ser «a los pocos días cuando ya eligen con cuáles seguirán jugando y cuáles dejarán a un lado», añade.

Para la psicóloga, la mayor parte de los juguetes descartados son aquellos que no pidieron los niños y que responden a deseos del padre, como que aprenda a tocar un instrumento musical o relacionado con una profesión.

Dinos... qué juguetes no te gustaron

Cuéntanoslo en... e-mail  nosevendemurcia@20minutos.es correo Avda. General Primo de Rivera, 30008, Murcia.o en www.20minutos.es

El 24% de los murcianos, a dos velas

No a todos los niños les llegan los Reyes Magos, y no porque hayan sido malos, sino porque son pobres. Según datos del Instituto Nacional de Estadística de 2005, uno de cada cinco murcianos está por debajo del umbral de pobreza, un 4,6% más que la media nacional. Lo que significa que a 320.000 personas en la Región les es difícil comprar juguetes.