La Conselleria de Educación ha comunicado al Ayuntamiento de Burjassot (Valencia) que el alumnado de la línea en castellano del CEIP San Juan de Ribera, declarado en un informe técnico en estado de ruina económica, se ubicará en el colegio Villar Palasí de la localidad mientras que el de valenciano seguirá las clases en el inmueble no afectado del centro hasta que se disponga del informe favorable para el uso como espacio educativo del edificio de la Generalitat de la avenida Ausiàs March o mientras dure la remodelación del edificio afectado.

Así se lo ha comunicado mediante un escrito presentado este martes en el consistorio, firmado por el secretario autonómico de Educación, Rafael Carbonell, en el que señala que al no haber ofrecido el Ayuntamiento "formal o informalmente" ninguna instalación municipal construida para la reubicación temporal del alumnado y, para "garantizar" la normalidad en el inicio del próximo curso, la Conselleria ha decidido reubicar de esa manera al alumnado.

En el escrito, Carbonell recuerda que en una reunión entre ambas partes mantenida el 9 de agosto, se acordó fijar el plazo de una semana para estudiar por parte del consistorio "posibles espacios educativos de titularidad municipal" donde ubicar de forma temporal al alumnado, mientras que la Conselleria se comprometió a analizar los resultados provisionales del procedimiento especial de admisión de alumnos —de carácter voluntario— y a valorar los posibles espacios de la Generalitat donde poder escolarizar a los estudiantes.

El responsable de Educación añade en el escrito que, tras mantener conversaciones telefónicas con el alcalde de la localidad durante la semana del 12 al 18 de agosto, el Ayuntamiento de Burjassot reiteró la "imposibilidad" de ofertar espacios municipales" y la Conselleria ha analizado el procedimiento especial de admisión para conocer las unidades que deben ser reubicadas —un proceso que sigue abierto hasta el 3 de septiembre— y la posibilidad de usar sus instalaciones de la calle Ausiàs March de la localidad, una obra destinada a Centro Cultural.

Edificio de la generalitat no disponible

En este caso, la obra se encuentra terminada, pero "pendiente de recepción tras acta negativa por valoración de la Intervención General de la Generalitat". Educación ha iniciado los trámites para "agilizar" este proceso, aunque recalca que, a fecha de hoy, se trata de un edificio "que no se encuentra disponible".

Por todo ello, el secretario autonómico comunica la distribución decidida, con la finalidad de "garantizar" la normalidad del inicio del curso, dado que el Ayuntamiento de Burjassot "no ha ofrecido formal o informalmente instalación municipal construida para la reubicación temporal del alumnado", y hasta que se disponga del informe favorable para usar el edificio del centro cultural o mientras dure la remodelación del CEIP.

La solución "no me parece bien"

El alcalde de Burjassot, Jordi Sebastià, ha apuntado a Europa Press que no ve "bien" la decisión de Educación de separar a los alumnos en dos centros diferentes, ya que considera que la solución era "organizar a todo el colegio junto". A este respecto, ha advertido de que los miembros de la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA), —que acamparon hace dos semanas para reivindicar la construcción inmediata del nuevo colegio— "tampoco van a estar satisfechos".

Sebastià ha señalado que tienen un acuerdo de 2009 con la Conselleria por el que se habilita un solar anexo al colegio en el que se pueden instalar barracones. En este sentido, el primer edil ha aseverado que la razón por la que la administración ha optado por diversificar a los alumnos "es puramente económica, ya que no quieren gastar dinero".

El responsable municipal ha criticado la actitud de la consellera de Educación, María José Català, porque afirma que no cumplió el "compromiso" a mantener una reunión la pasada semana. Así, el alcalde de Burjassot ha avanzado que se reunirá durante la próxima semana con Carbonell y con varios técnicos "para determinar una solución final". A este respecto, Sebastià ha apuntado que se mantiene "escéptico" ante el encuentro de la próxima semana.

El ampa "no descarta una nueva acampada"

Por su parte, desde la junta directiva del AMPA, uno de sus miembros Màrius Fullana, ha destacado a Europa Press que, tras el escrito de Educación, ha señalado que van a seguir el procedimiento "habitual" de convocar una asamblea para valorar la decisión y estudiar medidas. El AMPA ya realizó una acampada en el centro.

Asimismo, ha señalado que todas las asambleas que han celebrado hasta el momento "reclamaban la movilización de toda la comunidad educativa en su conjunto" y ha recordado que ya dijeron en su día que al AMPA no le parece "bien" que se imparta clase en el edificio anexo al San Juan de Ribera porque las obras "ocasionarían ruidos", al estar los dos inmuebles "muy pegados".

"Cuando la consellera era alcaldesa en Torrent reivindicaba un centro que al final ha hecho en esa localidad", ha criticado, por lo que ha sostenido: "parece que se haya hecho consellera para hacer ese centro".

Consulta aquí más noticias de Valencia.