Las dos mujeres detenidas por la muerte de un hombre en Lloret de Mar (Girona) dijeron a sus vecinos que la víctima se había suicidado y que querían deshacerse del cadáver y enterrarlo "en el monte", según ha declarado este martes a los medios la vecina que alertó a la policía, María Dolores Ros.

Según esta testigo, en el piso donde encontraron el cadáver vivían la víctima, la pareja de éste y una amiga de ella.

Ros ha afirmado que este lunes las dos mujeres bajaron del piso y le dijeron al oído al conserje que "el marido se había suicidado".

La vecina ha indicado que ni ella ni el conserje les dieron credibilidad porque a los tres se les veía habitualmente bajo los efectos del alcohol.

Horas después, según Ros, el conserje llamó a las mujeres y ellas le aseguraron que estaban buscando "dónde meter" el cuerpo porque no tenía 'papeles' y, si lo dejaban en el monte, nadie se daría cuenta.

Asimismo, ha comentado que habló de nuevo con las presuntas agresoras y le aseguraron que estaban "buscando palas" para deshacerse del cadáver.

En ese momento, la vecina les dijo que deberían llamar a la Policía pero no accedieron, momento en el que Ros y el conserje decidieron acudir a la comisaría de los Mossos d'Esquadra para explicar lo sucedido.

Sobre las 23.00 horas de este lunes, los Mossos encontraron el cadáver de la víctima y detuvieron a las dos mujeres.

Consulta aquí más noticias de Girona.