Los socorristas de la playa de Alcúdia han rescatado a un bañista que ha sido embestido por una embarcación dentro de un simulacro de emergencia que se ha llevado a cabo en esta zona con la finalidad de poner a prueba la aplicación del Plan de Salvamento.

El ejercicio, que ha empezado a las 11.30 horas, ha consistido en rescatar a un supuesto bañista que se ha salido de la zona balizada y ha sido embestido por una barca que no lo ha visto y ha seguido su rumbo. Además, en el simulacro se ha atendido también a un familiar que ha visto lo ocurrido desde la arena y ha sufrido una crisis de ansiedad.

Dentro de esta acción, uno de los socorristas que estaba en las torres de vigilancia ha observado la imprudencia y ha alertado al centro operativo de Salvamento, por lo que un segundo socorrista se ha desplazado al lugar para alertar al bañista de que vuelva a la zona de seguridad, pero al llegar, el accidente ya había sucedido.

De esta manera, la supuesta víctima ha sido rescatada y, con la información aportada por el socorrista desde el agua, otros se han desplazado al lugar indicado de recepción de la víctima con el material solicitado por la moto de rescate. Entretanto, se ha informado al SEIB 112 del incidente y se ha requerido la evacuación inmediata.

Posteriormente, se ha tratado tanto al bañista como al familiar que ha sufrido la crisis de ansiedad y se ha trasladado a ambos a un centro hospitalario por el 061.

Paralelamente, el centro de Salvamento ha pedido al socorrista de la torre que ha visto el incidente que identifique la embarcación implicada, que no se ha dado cuenta del accidente y ha seguido con su rumbo, se ha localizado y se desplazado la Policía Local, que ha comprobado que el tripulante no lleva ningún tipo de documentación y se hacen las diligencias pertinentes.

La embarcación ha quedado fondeada en el canal del centro operativo de salvamento y el simulacro ha finalizado cuando el servicio de salvamento de playas se lo ha comunicado al SEIB 112.

Por último, en un comunicado el Govern ha recordado que la realización de simulacros sirve de entrenamiento al personal y a los organismos de Emergencias ante posibles casos similares y, sobre todo, es un buen ejercicio para la puesta en práctica y el seguimiento del diseño de los planes de emergencias o planes de autoprotección por parte de la Dirección General de Interior, Emergencias y Justicia.