Un total de 22 personas han fallecido ahogadas en playas y piscinas de la Comunitat Valenciana desde el pasado mes de junio, según el balance de actuaciones en las que el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU) ha recibido aviso para intervenir.

De esta cifra, 16 corresponden a actuaciones por fallecimiento en playas (una de ellas en un río) o en entorno acuático y seis en piscinas, según los datos facilitados por el CICU a Europa Press. De los fallecidos, cinco son menores —el más pequeño de 18 meses y el mayor de 14 años— y el resto adultos, de todas las edades aunque la mayoría ronda los 60 años.

Por provincias, tres de los bañistas fallecieron en Castellón, nueve en Valencia y diez en Alicante. De los cinco menores víctimas mortales, cuatro perdieron la vida en piscinas y uno en el río Clariano en Ontinyent, según las mismas fuentes. En este caso, se trata del adolescente de 14 años cuyo cuerpo fue hallado flotando el 7 de junio.

Además, en este periodo, efectivos del CICU se han visto obligados a intervenir para proporcionar asistencias requeridas por bañistas en 22 ocasiones, 12 de ellas en playas de la Comunitat y diez en piscinas.

Bebé fallecido en moraira

El último caso corresponde a un bebé de 18 meses que falleció este lunes al mediodía en la piscina de un domicilio privado en la localidad alicantina de Moraira. El aviso de emergencia se registró a las 12.26 horas de este martes. Hasta el lugar se desplazó una unidad del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), que trató de reanimar al bebé sin éxito.

En el balance no se incluye otros casos en los que el CICU no haya llegado a intervenir, como el de un hombre de 41 años vecino de Alcalà de Henares cuyo cuerpo fue localizado flotando el pasado sábado en aguas de la playa de las Fuentes, en Alcossebre (Castellón). Figuraba como desaparecido desde el jueves anterior en la vecina localidad de Peñíscola, donde su familia comunicó su ausencia tras localizar ropa suya en la playa.

Consulta aquí más noticias de Valencia.