La Policía Nacional detuvo este lunes por la noche a otros tres inmigrantes de los diez que se habían fugado el pasado domingo del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera la Verde, con lo que la cifra total de arrestados asciende a ocho.

Los tres inmigrantes, que están en buen estado de salud, fueron localizados por la Policía Nacional sobre las 21.00 horas en la estación de Renfe de Lorca, donde habían llegado en tren huyendo desde Murcia, según informaron a Europa Press fuentes del citado cuerpo.

De esta manera, solo quedan por localizar dos de los diez huidos el pasado domingo. Los protagonistas de la fuga no se enfrentaron violentamente a los agentes que les custodiaban, y consiguieron escapar saltando la valla del recinto, según las mismas fuentes.

La fuga tuvo lugar este domingo sobre las 12.33 horas. Inmediatamente, la Policía Nacional activó un dispositivo de búsqueda y, con la colaboración de la Guardia Civil, consiguió arrestar a cinco de los inmigrantes fugados, que se encuentran bien, según el propio cuerpo y fuentes de la Benemérita.

Dos de ellos fueron interceptados minutos después de fugarse por una patrulla del cuartel de la Guardia Civil de El Palmar que los localizó en las inmediaciones del CIE.

La Policía Nacional continúa este martes por la mañana la búsqueda de los otros dos inmigrantes.

Otra fuga en 2012

No es la primera vez que se produce una fuga de estas características. De hecho, el 24 de junio de 2012, un grupo de 25 inmigrantes se dio a la fuga aprovechando que los agentes de Policía Nacional habían abierto el recinto para que los alojados pudieran salir a los servicios antes del partido de fútbol que enfrentó a España y Francia en la semifinal de la Eurocopa.

Cuando el agente abrió la puerta del pabellón, los inmigrantes evitaron que cerrara la puerta, y comenzaron a empujarle, mientras otro interno entretenía a un segundo policía, según reveló en su momento el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana.

De esta forma, se acumuló un número importante de internos en la puerta y evitaron el cierre de la misma, arremetiendo contra los agentes con mangueras y extintores. Incluso, uno de los implicados intentó abrir el recinto de mujeres para crear más confusión, pero la policía logra evitarlo.

El CIE es un centro de extranjeros que están internos para su posterior retorno a su país de origen y no es ningún centro penitenciario.

Consulta aquí más noticias de Murcia.