La típica estampa del niño dando comida a las palomas en la plaza de la Virgen será difícil de captar tras las obras de restauración de la basílica de la Virgen de los Desamparados de Valencia.

Fuentes de esta institución informaron que «las obras incluirán la instalación de un sistema de ultrasonidos para ahuyentarlas y evitar que se posen en el edificio».

Esta actuación responde «al grave deterioro, sobre todo en la cubierta del monumento, con el que los técnicos que harán la rehabilitación se han encontrado como consecuencia de los excrementos de las aves», han comentado las mismas fuentes a 20 minutos.

La basílica no será el único edificio que cuente con esta tecnología. En la actualidad, la catedral ya tiene instalados estos dispositivos.

Pese a todo, los responsables del monumento no descartan aplicar otros sistemas más sofisticados: «Si en los 14 meses de plazo que durarán las obras de rehabilitación saliera algún aparato más moderno y eficaz, se estudiaría su aplicación».

Otra de las imágenes clásicas, la de los fieles abanicándose en los meses de más calor, también pasará a la historia cuando acaben las obras, que incluyen la preinstalación de aire acondicionado.

Con este fin, se abrirá una canaleta en el suelo para acometer la instalación eléctrica de la refrigeración y de la nueva iluminación de la nave central y el altar mayor. Los trabajos se completarán con la restauración de varias esculturas y de la Virgen de los Desamparados, a cargo de un equipo de la Politécnica.

Durante las obras, la nave central sólo se abrirá para la ofrenda de flores en Fallas y para la festividad de la Virgen (mayo).

Dinos

... qué opinas de los ultrasonidos

Cuéntanoslo en...

E-mail: nosevendevalencia@20minutos.es

Correo: Xàtiva, 15, 4 A, 46002, Valencia

O en www.20minutos.es

El Ayuntamiento tuvo que recular

La instalación de los ultrasonidos en la basílica no será tarea fácil. El Ayuntamiento ya los puso el año pasado, pero tuvo que quitarlos porque el sonido molestaba a los vecinos y a los usuarios de la biblioteca que hay en la plaza. Pese a todo, este emplazamiento es uno de los que más controla el Ayuntamiento, con la captura de palomas con redes para analizar su estado de salud y sacrificar a las que no se pueden recuperar. Así, en 2006, los técnicos municipales capturaron 18.000 ejemplares en toda la ciudad.