Los vecinos no están de acuerdo con que se vaya a poner en marcha un nuevo horno mortuorio al considerar que «con uno municipal, ya hay bastante». Además, no están conformes «con la falta de información del Ayuntamiento». «Cuando son cosas buenas posamos en la foto y cuando no es así, se nos oculta información», dicen. Hay que tener en cuenta que el tanatorio se situará a unos 300 metros del colegio Profesor Ramiro Jover. Fuentes del centro escolar han manifestado: «No conocemos hasta qué punto puede ser perjudicial para nosotros que pongan un crematorio». Éste no es único centro cercano a un crematorio, ya que el colegio Tomás de Villarroya también convive con el del cementerio general.