En total, los trabajos del AVE se han cobrado 11 víctimas mortales en Catalunya.