Cantabria tendrá un objetivo de déficit de 1,13% del Producto Interior Bruto (PIB) para 2013, el mismo con el que cerró la comunidad autónoma en el año 2012.

El Gobierno cántabro ha destacado en un comunicado que Cantabria será una de las siete comunidades que no tendrá que asumir "ningún tipo de esfuerzo adicional" en 2013 para cumplir el objetivo de déficit.

Según explica, el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha decidido que la comunidad autónoma tendrá que cerrar el ejercicio con un déficit máximo permitido del 1,13%, el mismo objetivo con el que cerró el pasado año, "lo que significa que no deberá presentar ningún tipo de plan de reducción del gasto, situación que sí se dará en ocho comunidades autónomas".

De hecho, destaca que cinco de ellas (Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía) han tenido que someter a votación del pleno del consejo sus planes económico-financieros de reequilibrio para el periodo 2013-2015.

Dichos documentos, explica el Ejecutivo cántabro, contemplan "fuertes reducciones" de los gastos e incrementos de los ingresos vía impuestos, exigencias ambas que no tendrá que cumplir Cantabria "por haber cumplido el pasado año con el objetivo fijado en el CPFF".

Asimismo, señala que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se ha comprometido ante el Pleno del Consejo de Política Fiscal y Financiera que la excepcionalidad del déficit asimétrico solo se dará en 2013, retornando en 2014 al habitual criterio de objetivo común para todas las comunidades.

Además, esto significa, según el Gobierno de Cantabria, que "en 2014, cuando todas las comunidades tengan que converger en el 1%, Cantabria tendrá prácticamente todo el recorrido hecho, mientras que otro grupo de comunidades tendrán que volver a reajustar tanto sus gastos como sus ingresos, exigiendo a los ciudadanos de su comunidad autónoma más esfuerzos. Una situación que, afortunadamente, no se dará en Cantabria".

En este sentido, el Gobierno de la comunidad autónoma ha manifestado que "se cumple con el compromiso de consolidación fiscal, fijando el año 2016 como fecha tope para alcanzar el equilibrio presupuestario. Si bien, se ha relajado el ritmo previsto hasta la fecha para adaptarse a las excepcionales circunstancias económicas".

NEGOCIACIÓN

El Gobierno ha acordado con las comunidades autónomas que Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Murcia y Andalucía puedan registrar un déficit superior al 1,3% este año, mientras que el resto ajustarán más sus cuentas para cuadrar el objetivo de déficit autonómico que contempla el programa de estabilidad (1,3%), informaron a Europa Press en fuentes de la negociación.

Así lo ha acordado el Departamento que dirige Cristobal Montoro con las comunidades en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se ha celebrado esta tarde, donde han acordado objetivos asimétricos de déficit para este año con el objetivo de atender a las diferentes necesidades de las comunidades.

En contra de estos objetivos han votado, Cataluña, Asturias, Canarias y la Comunidad de Madrid, la única región gobernada por el Partido Popular que ha rechazado las cifras diferenciadas. Andalucía, Aragón, Navarra y Extremadura se han abstenido y el País Vasco no estaba presente en el encuentro.

Fuentes de las comunidades han precisado que Cataluña y Andalucía tendrán que cerrar el año con un déficit del 1,58%, aunque Comunidad Valenciana será la que cuente con más margen (1,6%). Murcia, por su parte, podrá registrar un saldo negativo de 1,59%. Por el contrario, Canarias tendrá que ajustar su déficit hasta el 1,2% y la Comunidad de Madrid, al 1,07%.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.