El conseller de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, Josep Maria Pelegrí, ha anunciado este miércoles la inauguración en septiembre del centro de investigación de la cadena frutícola Fruitcentre de Lleida, el primer centro de seguimiento de la postproducción de la fruta en Catalunya y uno de los primeros de Europa.

Pelegrí pretende abrir el centro antes de la tradicional feria de Sant Miquel, que abrirá su puertas el día 26, con la intención de invitar a conocer sus laboratorios de última generación a miembros de Asamblea de Regiones Europeas de Frutas y Hortalizas (AREFLH) que él mismo preside.

Acompañado del director general del Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA), Josep Maria Monfort; el alcalde de Lleida, Àngel Ros, y el rector de la Unviersitat de Lleida (UdL), Roberto Fernández, el conseller ha visitado las obras del Fruitcentre en el Parque Científico y Teconológico Agroalimentario de Lleida, en el cerro de Gardeny.

Por su parte, Ros ha anunciado la adjudicación de los accesos al Fruitcentre a la empresa Àrids Romà por un importe de 211.320 euros con el compromiso de ejecutarlos en un mes y medio.

El Fruitcentre del IRTA será el primer centro de seguimiento de la postproducción de la fruta en Catalunya y uno de los primeros de Europa, y contará con una superficie de 4.000 metros cuadrados.

El Fruitcentre dispondrá de seis plantas piloto y 23 Laboratorios en una superficie construida total de 6.356 metros cuadrados en una parcela de 4.201 metros distribuidos en cuatro plantas.

Las plantas piloto de nuevas tecnologías de la conservación, confección y envasado de fruta fresca, cuarta y quinta gama, ingeniería del frío, así como de agentes de biocontrol permitirán testar nuevas tecnologías, escalar procesos y desarrollar nuevos productos.

Tecnologías como atmósfera dinámica o la medida no destructiva de la calidad en la línea de confección, desarrollo de nuevos productos de cuarta gama o establecer las condiciones de conservación de las nuevas variedades desarrolladas en el programa de mejora genética son ejemplos de las actividades a desarrollar en estas plantas piloto, según la Conselleria.

En los 23 laboratorios previstos se investigará desde la calidad de la fruta hasta la seguridad alimentaria de los productos mínimamente procesados.

El Fruitcentre dará servicio y fundamentará algunas de sus actividades de investigación con otras infraestructuras del IRTA como las más de 100 hectáreas de fincas experimentales en la Estación Experimental de Lleida y la Estación Experimental de Mas Badia, en Girona; la Estación Experimental del Ebro, en Tarragona, el Centro de Nuevas Tecnologías y Procesos Alimentarios (CENTA) o el CRAG especializado en agrigenómica.

Consulta aquí más noticias de Lleida.