Seis personas han resultado heridas, tres de ellas al ser atropelladas, en distintos accidentes de circulación ocurridos en Santander y un conductor ha sido detenido por triplicar la tasa de alcohol permitida.

La detención se produjo sobre las 1.40 horas en la calle Jesús de Monasterio cuando en un control preventivo solicitaron al conductor de un turismo la realización de la prueba de la alcoholemia que resultó positiva al superar en más del triple lo permitido.

El conductor fue detenido y su vehículo fue retirado por una grúa al depósito municipal de Candina, según ha informado en un comunicado la Policía Local de Santander.

El martes se produjeron en Santander cinco accidentes de circulación, de los cuales tres fueron atropellos y dos colisiones entre vehículos.

Los atropellos se produjeron en las calles Jesús de Monasterio, General Díaz de Villegas y Avenida Cantabria y los tres heridos, dos hombres y una mujer, tuvieron que ser trasladados en ambulancia al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla para ser asistidos de sus heridas.

Según indica la Policía Local, el hombre herido en la calle General Díaz de Villegas fue atropellado fuera del paso de peatones.

En relación a las dos colisiones, la primera se produjo sobre las 11.30 horas del martes en la calle Marqués de la Hermida y en ella estuvieron implicados tres vehículos: un camión, un vehículo policial y un turismo.

Por el choque quedaron heridos un agente y el conductor del turismo que manifestaron la intención de trasladarse por sus medios a un centro hospitalario para ser asistidos de sus lesiones.

El otro choque se produjo sobre las 12.40 horas en la rotonda del puente de Renfe, donde colisionaron un turismo y un ciclomotor, resultando lesionado el conductor de este último vehículo, que fue trasladado a Valdecilla en ambulancia.

Denuncias a terrazas

Por otra parte, la Policía Local denunció el martes a tres establecimientos hosteleros de las calles Fernández de Isla, Doctor Diego Madrazo y García Morato por colocar en la acera terrazas sin licencia municipal.

Otro establecimiento hostelero de la calle García Morato fue denunciado también la pasada madrugada, sobre las 3.40 horas, por rebasar el horario de cierre establecido.

Además, cinco personas también fueron denunciadas por la Policía Local de la capital cántabra por consumir alcohol en la vía pública.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.