El incendio originado el pasado viernes en el municipio mallorquín de Andratx que se extendió a otros puntos de la Serra de Tramuntana y que, en estos momentos, ya ha sido estabilizado y permanece a la espera de ser controlado, ha afectado a un total de 2.335 hectáreas.

Así ha informado este miércoles el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Territorio, Gabriel Company, quien ha indicado que, si bien el perímetro es de 2.335 hectáreas, en éste hay una serie de zonas que no se han quemado. Además, ha añadido que, puesto que el fuego no ha sido controlado, podría "reprender" en algunos espacios.

En relación a la polémica surgida por el posible efecto que han tenido los recortes en la evolución de este incendio, el conseller ha hecho hincapié en que los medios que hay actualmente en la extinción de incendios "son los mismos que encontramos". Así, ha indicado que al inicio de la legislatura había 367 personas, y que ahora hay 364 efectivos humanos.