Un total de 26 diseñadores participarán en la XV edición de la Valencia Fashion week (VFW), que del 19 al 21 de septiembre en el Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias ofrecerá al público un nuevo concepto de pasarela "descaradamente joven".

Así se ha puesto de relieve durante la presentación del evento, cuyo planteamiento apuesta por lanzar a los diseñadores más jóvenes. El programa se ha dado a conocer en una rueda de prensa a la que han asistido el presidente de la Asociación de la Semana de la Moda Valenciana (ASMV) y director ejecutivo de VFW, el diseñador Álex Vidal, el director técnico del certamen, Josep Lozano, y el director general de Economía de la Generalitat Valenciana, Rafael Sánchez.

El director técnico ha aseverado que la novedad más importante de la pasarela es que este año quiere "buscar su espacio en las propuestas más jóvenes". "Serán las colecciones más radicales y osadas del panorama nacional", ha manifestado Lozano, quien también ha indicado que quieren que todos los diseñadores realicen su desfile de manera individual.

Por su parte, Álex Vidal ha indicado que a esta pasarela valenciana "le faltaba una identidad propia, por eso se ha decidido la especialización en la gente joven y emprendedora". "Hemos creado una plataforma de lanzamiento de nuevos creadores, somos capaces de sacar nuevos diseñadores adelante", ha aseverado.

Así, esta edición va a contar con tres áreas: la Zona D, que presenta las colecciones de 9 diseñadores de diversas partes del país —Madrid, Murcia, Canarias, Mallorca y Bilbao— que concursan para el premio a la mejor colección emergente; la Zona Off, situada en L'Umbracle y que mostrará tres colecciones y, por último, el escenario central, dentro del Ágora, donde se expondrán 14 colecciones.

Actividades paralelas

El número total de diseñadores que presentarán sus creaciones para el próximo verano 2014 es de 26, el 65 por ciento de ellos de la Comunitat Valenciana y el 35 por ciento del resto de España. Además VFW realizará actividades paralelas, entre las que destacan la Plaza de Moda y el concurso de Nuevos Modelos.

Por otra parte, Álex Vidal ha reconocido que si no llega a ser gracias a la Conselleria de Industria, que ha accedido a pagarles el 50 por ciento de la deuda contraída con el certamen en las ediciones de los dos años anteriores, Valencia Fashion Week "no se podría volver a celebrar". El director ejecutivo ha especificado que la deuda asciende a 411.000 euros y que la administración abonará 80.000 euros en el mes de agosto y 50.000 cada mes desde septiembre hasta diciembre.

Para esta convocatoria, la semana de la moda valenciana cuenta con un presupuesto de 250.000 euros, el 30 por ciento es inversión pública y el 70 por ciento privado. La Generalitat Valenciana participa en esta edición junto con el Ayuntamiento de Valencia con la aportación del Ágora y la firma del convenio de la Asociación de la Semana de la Moda, con un total de 175.000 euros anuales.

Consulta aquí más noticias de Valencia.