El conseller de Hacienda y Administraciones Públicas de la Generalitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha asegurado este miércoles, ante la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que la reivindicación de la Comunitat es "hoy el déficit asimétrico y a partir de mañana será un cambio de modelo de financiación", con el fin de conseguir un nuevo sistema "más claro" y menos "perverso e injusto".

El titular de Hacienda del Consell ha aseverado que la Comunitat "defiende el déficit asimétrico porque la financiación es asimétrica y lo ha sido durante muchos años, lo que ha provocado un endeudamiento, por lo que el déficit de 2013 tiene que ser asimétrico".

Moragues ha argumentado que "lo que reciben las comunidades autónomas por el sistema de financiación es muy dispar" y ha recordado que, de acuerdo a los datos de la liquidación de 2011, "entre las autonomía de régimen común que más ha recibido y la que menos hay una diferencia de cerca de 900 euros per capita".

Asimismo, ha instado a esperar a ver de ese déficit asimétrico "qué porcentaje individualizado se le asigna a la Comunitat Valenciana". "Partíamos a principio de año de un 0,7, en junio se aprobó para el conjunto de las CCAA un 1,3 y ahora hay que comprobar qué déficit individualizado se le asigna a la Comunitat teniendo en cuenta que, según esta cifra, se le autorizará también para obtener liquidez a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA)".

En este punto, ha incidido en que para la Comunitat "cada décima de déficit asignado son cien millones de euros más". "Esa liquidez adicional —ha proseguido— la recibiremos en el último cuatrimestre del año lo que supondrá una inyección de liquidez importante y con el plan de lucha contra la morosidad de las administraciones permitirá tener una liquidez óptima y suficiente para poder dar respuesta a pymes, colectivos, universidades, ayuntamientos, tercer sector y, en definitiva, a todas aquellas personas a las que queremos decir cuándo, cuánto y cómo les vamos a pagar; y queremos elaborar un plan completo y normalizado de pagos".

Sobre la valoración que haría la Generalitat s el porcentaje aplicado fiera finalmente del 1,7 o 1,8 por ciento, Moragues ha comentado que "el hecho de que sea un déficit individualizado y asimétrico ya que es un éxito porque no hay parangón ni antecedente" y significaría, ha remarcado, "que se tiene en cuenta que la financiación es asimétrica".

"Cuanto más grande sea la horquilla y cuanto más déficit se nos asigne muchísimo mejor", ha admitido el conseller, que, no obstante, ha insistido en que "el hecho de que se asimétrico ya es importante".

En cuanto a los planes de cumplimiento de financiación —que también se tratarán en la reunión del CPFF— el representante del Consell ha recordado que el Gobierno valenciano ha elaborado un plan de reequilibrio y hay que intentar ceñirse a la cifra de déficit que se asigne.

"líneas rojas"

En este sentido, ha advertido: "Tenemos claro que hay unas líneas rojas que no queremos traspasar, no queremos cerrar hospitales o colegios, no queremos reducir la calidad de nuestro servicio educativo, sanitario y asistencia; queremos conseguir esos ahorros vía eficiencia para prestar el mismo servicio con un gran nivel de satisfacción de los ciudadanos teniendo muy claro lo que podemos hacer pero también lo que no debemos hacer".

Sobre el modelo de financiación, ha subrayado que el Ejecutivo autonómico "reivindica de forma permanente y continuada en Valencia y Madrid un cambio de sistema".

Al respecto, ha señalado que "los datos de liquidación de 2011 son muy reveladores y reflejan que las comunidades con peor financiación son Murcia y Comunitat Valenciana que son, precisamente, las que más cifra de déficit han registrado en 2012". "Eso no es casualidad", ha apostillado.

"tremendamente retorcido"

El conseller ha manifestado que el sistema actual es "tremendamente complejo y retorcido" y también "muy perverso e injusto", ya que "sitúa a la cola a la Comunitat en financiación per capita, lo que lastra su capacidad de satisfacer las necesidades de la ciudadanía y provoca tener que recurrir al endeudamiento con el FLA y el pago a proveedores".

"Lo que pedimos es que se revise el año que viene pero con efectos retroactivos a 1 de enero de 2014, como se hizo en 2009", ha explicado Moragues, que ha recalcado que "esa será la siguiente reivindicación" de la Comunitat Valenciana.

Sobre este asunto, ha precisado asimismo que la petición de la Generalitat es que el modelo se base "en un criterio de población porque nuestras políticas van dirigidas a los ciudadanos".

"Quedaremos que se rompa el 'statu quo', que lo que persigue es que los modelos anteriores se perpetúen y no se corrijan las posibles deficiencias acumuladas en modelos anteriores", ha dicho el titular de Hacienda.

Así, ha apostado por emplear un criterio de población que puede ser ajustado —teniendo en cuenta la mayor de 65 años y la menor de 16— y que se habilite "algún tipo de ponderación pero dentro siempre del criterio de población". "Y a partir de ahí, que se establezca como mucho un fondo de nivelación para atender al principio de solidaridad. "Un sistema claro" que no sea tan "perverso" como el actual, ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.