El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha señalado este miércoles en Andratx que el Gobierno central esperará hasta que acabe el verano para estudiar si se declara zona catastrófica el área afectada por el incendio que ha arrasado más de 2.000 hectáreas en la Serra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Así lo ha indicado el ministro tras la visita que ha realizado junto a la Reina Sofía, el Príncipe de Asturias y la Infanta Elena al centro de emergencias instalado en el Ayuntamiento de Andratx, con motivo del incendio originado el pasado viernes en este municipio mallorquín y que se espera poder darlo por controlado en las próximas horas.

Arias Cañete ha señalado también que será cuando termine la campaña estival de lucha contra los incendios, cuando su departamento estudiará las tareas de reforestación que se van a llevar a cabo en la Serra de Tramuntana, a fin de determinar las fórmulas más adecuadas para recuperar la zona forestal que ha quedado arrasada por las llamas.

Tras conocer las instalaciones del operativo del control del incendio, los miembros de la Casa Real, junto a las autoridades locales y nacionales, se han dirigido hasta el operativo de voluntarios que está actuando en este siniestro.

Allí han podido hablar durante unos minutos con varios vecinos de Estellencs, algunos de los cuales tuvieron que ser evacuados durante varios de días de sus viviendas ante el riesgo que entrañaba la cercanía del fuego.

Visita en helicóptero

Una vez terminada la visita, el ministro se ha subido a un helicóptero con el alcalde de Andratx, Llorenç Suau, para poder comprobar por vista aérea la zona afectada por las llamas y evaluar mejor los daños ocasionados.

Por su parte, el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha agradecido a los mallorquines su solidaridad y ha mostrado su apoyo al amplio dispositivo de extinción de incendios que ha trabajado intensamente estos días en la zona.

En este sentido, el ministro de Medio Ambiente ha señalado que llevado a cabo una coordinación "ejemplar" de los medios aéreos y terrestres que han trabajado en este operativo, dado que, según ha destacado, se ha tratado del mayor despliegue de medios contraincenidos que ha actuado a nivel nacional recientemente.

La casa real se interesa por el operativo de control

El La Reina Sofía, el Príncipe de Asturias y la Infanta Elena han llegado pasadas las 10.00 horas al centro de coordinación de emergencias instalado en el Ayuntamiento de Andratx.

El Príncipe Felipe conducía el vehículo en el que viajaba su madre, la Reina Sofía, en el asiento copiloto, y su hermana, la Infanta Elena, en la parte posterior del vehículo.

A las puertas de acceso del Consistorio les esperaban el ministro de Medio Ambiente, el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, la delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer, y el alcalde de Andratx, Llorenç Suau.

Tras los saludos protocolarios de los miembros de la familia real con las autoridades, todos ellos han accedido a las instalaciones que conforman el centro de cooperación y Emergencias que se ha instalado como consecuencia del incendio, que se ha convertido el más grave de la historia de Baleares y el más importante de los ocurridos en todo el país este verano.