La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Extremadura ha manifestado su "rotundo rechazo" a la licitación de ocho nuevas estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en la región, lo que considera un "nuevo capítulo de recortes a las administraciones públicas en beneficio de los intereses económicos privados".

"La gestión de lo público quedará más subsidiada a la iniciativa privada, pasando a un segundo plano el beneficio y la rentabilidad social de los servicios públicos", ha señalado el sindicato en una nota de prensa

El sindicato recuerda que Extremadura optó por el modelo de gestión pública de este servicio, modelo que "garantizando la prestación de un servicio homogéneo en todo el territorio, combina la rentabilidad social con una óptima utilización de los recursos económicos públicos, en un tema dónde debe prevalecer garantizar la seguridad de las personas a través de las condiciones adecuadas de sus vehículos".

Esta organización sindical no comparte "en ningún término" los argumentos del consejero de Fomento, Víctor del Moral, para justificar la existencia de este doble modelo. "Trasladar la gestión de lo público a la iniciativa privada, en este caso a través de la gestión de las ITV, no genera empleo estable, sólo sustituye empleo público que supone calidad en el servicio y garantiza las condiciones laborales de trabajadores y trabajadoras por beneficio empresarial y empleo precario", ha señalado.

CCOO considera que el hecho de incorporar a esta licitación las dos ITV gestionadas en la actualidad por GPEX, en Olivenza y Almendralejo, supone "además de más pérdida de empleo en el sector público, una posición política clara de este gobierno de rechazo absoluto a cualquier instrumentos de gestión pública". Asimismo, considera que el Gobierno extremeño muestra "claramente" su "opción a privatizar lo público, encareciendo el coste del servicio buscando únicamente el beneficio privado".

Para el sindicato "es más que evidente" que todas las privatizaciones de servicios públicos han supuesto "un incremento del coste del mismo que siempre acaban pagando los ciudadanos", motivo por el que CCOO muestra su "rotundo rechazo a la privatización de las ITV en Extremadura".

Y asimismo exige al gobierno extremeño que se comprometa con la ciudadanía extremeña a "mantener la calidad del servicio, las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras de este servicio, a no incrementar las tasas actuales y mantener la gestión pública de las ITV".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.