La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, a través del dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales en Andalucía, el Plan Infoca, ha instado a los agricultores a extremar las precauciones cuando acometan trabajos en terrenos agrícolas, ya que, durante el primer semestre de 2013, las negligencias en estas labores han sido la causa del 34 por ciento de los incendios forestales registrados, principalmente por el uso de maquinaria.

En una nota, la Junta ha explicado que desde el inicio de la campaña, el incendio más importante, en cuanto superficie quemada, se produjo el pasado 2 de julio, en el término municipal cordobés de Peñarroya-Pueblonuevo. El fuego se había originado en terreno agrícola, donde arrasó 300 hectáreas, y posteriormente se extendió hacia una zona forestal con matorrales, en la que se vieron afectadas otras 70 hectáreas.

Además, los incendios agrícolas han disparado el número de intervenciones del dispositivo del Plan Infoca en los meses de mayo y junio, pasando de 14 en el primer cuatrimestre del año a 59 al cierre del mes de junio, lo que ha supuesto un incremento de 45 actuaciones en tan sólo dos meses. La disminución de las precipitaciones ha sido uno de los factores clave que ha provocado este aumento tan significativo.

De esta forma, por provincias, el mayor número de salidas del dispositivo por incendios agrícolas se ha registrado en Almería, con 28 siniestros, seguida de Granada y Málaga, con 12, Cádiz, con tres, Córdoba, con dos y Jaén y Sevilla, con uno. Huelva es la única provincia en la que no ha habido actuación alguna. Desde enero hasta junio se han visto afectadas en Andalucía 126,99 hectáreas agrícolas, de las que 124,9 hectáreas corresponden a incendios registrados en los meses de mayo y junio, ha detallado.

El peligro del fuego que se ha originado en fincas agrícolas radica en la fácil propagación, debido fundamentalmente a la sequedad de cultivos como los cereales y su extensión hacia zonas forestales. Por ello, la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha recordado la conveniencia de adoptar medidas adecuadas de prevención para evitar este tipo de siniestros.

De esta manera, las acciones preventivas durante los trabajos en terrenos agrícolas no son obligatorias para fincas ubicadas fuera de zonas de influencia forestal, salvo cuando en ellas se utilice el fuego para realizar quemas, en cuyo caso será preciso hacer un cortafuegos lineal o perimetral, cuya anchura variará dependiendo de si linda o no con zona forestal, pero en todo caso oscilará entre los 5 y 19,5 metros, informa.

Asimismo, los agentes de medio ambiente pondrán especial vigilancia en los incendios acaecidos en zona de influencia forestal, al objeto de determinar si los propietarios agrícolas han establecido el correspondiente cortafuego lineal o perimetral de seguridad para evitar con ello propagaciones del fuego a las zonas forestales. Además, en caso de terrenos en zonas de influencia forestal la realización de quemas está prohibida durante el período comprendido entre el 1 de junio y el 15 de octubre, cuando Andalucía se encuentra en época de peligro alto de incendios.

La concienciación de los agricultores es de suma importancia para que no se produzcan incendios por negligencia durante las tareas agrícolas. En este sentido, la Junta ha destacado la colaboración y la línea de trabajo coordinada que se viene desarrollando con las organizaciones agrarias, que realizan un esfuerzo de prevención de incendios a través de la organización de charlas o la difusión de material divulgativo, al igual que la propia Consejería.

De este modo, además de la prohibición de realizar quemas agrícolas en zonas forestales y zonas de influencia forestal, entre el 1 de junio y hasta el próximo 15 de octubre también estará prohibida la realización de barbacoas, y el tránsito de vehículos a motor. Estas limitaciones se vienen aplicando desde la anualidad de 2006, siendo una medida que está ayudando a reducir los siniestros procedentes de estas causas, concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.