La consejera de Transportes e Infraestructuras del Ejecutivo regional, Elvira Rodríguez, comunicó el viernes que el Metro no abrirá los fines de semana durante esta legislatura por razones de seguridad, accesibilidad, eficiencia y coste.

Abrir el metro las noches de los fines de semana y vísperas de festivo incrementará el riesgo de vandalismo y terrorismo

Elvira Rodríguez detalló que tener en funcionamiento 114 días al año (fines de semana y vísperas de festivos) "incrementa el riesgo de vandalismo y terrorismo", con lo que se generan "problemas de seguridad para el personal de Metro y los usuarios.

Respecto a la accesibilidad y eficacia, Rodríguez destacó que las paradas de la red de metrobúhos o buhometros, autobuses nocturnos que desde mayo recorren en superficie las líneas del Metro durante los viernes y los sábados de 1:30 a 5:45 horas, son más inmediatas, accesibles a las viviendas de los usuarios y son más eficaces.

"El tiempo de recorrido de los autobuses son iguales que los del suburbano, porque por la noche hay poco tráfico y no se tiene que recorrer largos pasillos, como los de la estación de Tribunal, con tantas escaleras", detallo la consejera.

Elevado coste

Asimismo, destacó que la razón más importante para que el Metro no preste servicio las noches de los fines de semana es el "elevado" coste que supone.

Rodríguez indicó que los sindicatos le exigen contratos indefinidos y por jornada completa, compensación económica y ampliación de la medida a Cercanías-Renfe, "aparte de el gasto que acarrearía los contratos de los policías que se requieren para vigilar esas horas el suburbano".

La consejera de Transportes estimó el coste total de la apertura del Metro las noches de los viernes, sábados y vísperas de festivos en torno a los 18 millones de euros sin contar con las últimas ampliaciones de la Red.

"La diferencia económica entre el funcionamiento del Metro y el sistema de metrobúhos es de 5 a 1", recalcó.

El buhoMetro, con la mitad de usuarios que los búhos

Por otro lado, el director gerente del Consorcio de Transportes, José Manuel Pradillo, que acompañó a la consejera durante la rueda de prensa, precisó que los metrobúhos dan servicio a 16.000 viajeros por noche, mientras que el los búhos de la EMT recogen entre 30 y 35.000 ciudadanos.

También señaló que el grado de ocupación media de los autobuses nocturnos municipales es de 45 personas por viaje, mientras que los del metrobúho es de 33.

Pradillo también informó de que la utilización de los dos servicios de autobuses nocturnos por parte de los madrileños aumenta notablemente los fines de semana "siendo el sábado el día con más usuarios, luego el viernes y sorprendentemente el jueves, que se coloca en tercer lugar pero casi iguala ya a la afluencia del viernes".

Billetes nocturnos

Para dar a conocer el sistema de metrobúhos, la consejera de Transportes afirmó que publicitará en periódicos el servicio y que se repartirán planos del recorrido que efectúan las distintas líneas de estos autobuses.

Asimismo, apuntó que la Comunidad estudiará crear un nuevo tipo de billete, "el nocturno", que se podría utilizar sólo para las noches y evitar el sobrecoste que supone el trasbordo entre varias líneas de autobuses.