El Grupo Calsina i Carré ha comunicado a sus trabajadores que dejará de aplicar el convenio del transporte de mercancías y logística de Girona, que ha decaído este lunes después de terminar la prórroga de un año que marca la reforma laboral.

En declaraciones a Europa Press, el responsable de transportes de UGT en Girona, Joan Muntada, ha asegurado que a partir del 9 de julio todos los empleados pasarán a estar bajo el amparo del convenio estatal y del Estatuto de los Trabajadores, lo que comportará que el sueldo base sea el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y que el complemento por antigüedad se reduzca "de forma significativa".

Según ha explicado, esto no implica que los trabajadores vayan a cobrar menos en julio, dado que estos recortes se compensarán con un mayor complemento salarial, que a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, no se consolidará como derecho: "El principal riesgo es que pueden dejar de pagar el complemento cuando quieran. Están esperando a ver qué hacen las otras empresas".

Muntada ha informado de que este viernes está prevista una mediación en la Conselleria de Empresa y Empleo, y ha pronosticado que en los próximos días muchas más compañías del transporte van a verse en la misma situación.

Los responsables de Calsina i Carré han declinado hacer declaraciones a Europa Press para valorar la información facilitada por los sindicatos.

Consulta aquí más noticias de Girona.