Un total de 164 niños saharauis llegarán la madrugada de este lunes al aeropuerto de Manises (Valencia) para pasar el verano con familias de acogida de la provincia de Valencia, Castellón y de la comarca alicantina de La Marina, a través del programa 'Vacances en Pau' que coordina la Federació d'Associacions de Solidaritat amb el Poble Saharauí del País Valencià (FASP).

Según ha informado la federación en un comunicado, el programa, al que ya se incorporaron cerca de 100 niños que llegaron el pasado lunes y que actualmente ya están conviviendo con familias de la provincia de Alicante, tiene una duración de dos meses y permite a niños saharauis de siete a doce años abandonar el desierto de Tinduf donde viven con sus familias como refugiados.

Así, los niños pasarán dos meses con familias valencianas, lo que les permitirá disfrutar de lo que para ellos son "pequeños lujos" de los que allí carecen, como un baño en la playa o la piscina, luz eléctrica, agua corriente y una alimentación equilibrada. De este modo, permanecerán con sus familias de acogida hasta el próximo 8 de septiembre.

En estos dos meses los pequeños pasarán un chequeo médico, gracias a la colaboración con la Conselleria de Sanitat, ya que la mayor parte de ellos llegan con anemias. Asimismo, la colaboración con la Fundación Oftalmológica del Mediterráneo y Clínica Ilzarbe permitirá que se les pueda realizar revisiones oculares y dentales.

El programa lleva en marcha en la Comunitat desde hace 18 años e implica a "muchísimas familias" que se dedican durante dos meses al cuidado de estos niños, lo que supone "un gran altavoz para que se conozca la problemática del pueblo saharaui". Como consecuencia de la crisis, el programa se ha visto "mermado" y se han reducido las ayudas, por lo que desde 2009, el número de niños beneficiarios se ha ido reduciendo.

A este respecto, la coordinadora del programa, Carmen Carvajal, ha afirmado que las ayudas han disminuido "en un considerable porcentaje y no podemos costear todos los billetes de avión". Así, ha reconocido que desde hace tres años hasta ahora, "el número de niños se ha reducido en un 40 por ciento", lo que significa que estos niños "no están teniendo la oportunidad de vivir esta experiencia".

Consulta aquí más noticias de Valencia.