Un equipo de respuesta inmediata en emergencia de apoyo psicosocial de Cruz Roja Salamanca se ha sumado al procedente de Segovia para atender a víctimas y familaires del accidente de autobús en la localidad de Tornadizos (Ávila), que se ha saldado con nueve muertos y veinte heridos.

El equipo, que se ha desplazado desde Salamanca, cuenta con nueve personas entre psicólogos, enfermeras y socorristas de acompañamiento, atiende a los afectados en el polideportivo 'Carlos Sastre' de Ávila. "Estos equipos están preparados para dar una respuesta rápida e inmediata gracias a la disponibilidad del voluntariado y la capacidad de organización y coordinación de la Institución para alertar en un breve espacio de tiempo al voluntariado y formar un equipo", ha indicado Cruz Roja Salamanca a través de un comunicado remitido a Europa Press.

En los últimos años, estos equipos han sido activados en diversos accidentes como el terremoto de Lorca en 2011, el accidente ocurrido en el Aeropuerto de Barajas en 2008, el siniestro de tráfico sucedido en el puente de la ciudad de Zamora en 2008, otro ocurrido en Béjar en 2007 o el ahogamiento de un joven en Talavera, entre otros.

En 2010, se participó por primera vez desde esta formación de atención psicosocial en una emergencia internacional, cuando se envió personal a Chile, a consecuencia del terremoto que afectó al país en febrero, con el fin de formar al voluntariado local en la intervención con las personas afectadas por el seísmo.

Para garantizar una buena intervención, Cruz Roja facilita periódicamente al voluntariado cursos de formación para la intervención y organiza anualmente simulacros de ámbito provincial que además aseguran "el buen estado de todos los recursos".

Consulta aquí más noticias de Salamanca.