El Observatorio sobre la Sostenibilidad de Ceuta y Melilla (Osceme) ha reclamado a las administraciones públicas la apertura de un debate "urgente" sobre la necesidad de redactar una Ley de Residencia específica "similar a la que desde hace muchos años lleva reclamando Canarias" en línea con las que ya existen en Gibraltar y Mónaco para "limitar" el asentamiento de más población en la ciudad autónoma y sobre la conveniencia de restringir sus políticas sociales con el fin de que no atraigan a Ceuta a "todavía más pobres".

Según el contenido del 'Informe sobre demografía de Ceuta. Resumen desde el punto de vista histórico y sociodemográfico. Perspectivas para el siglo XXI', a cuyo contenido ha tenido acceso Europa Press, el censo de la ciudad autónoma experimentó un "rápido y continuo crecimiento" entre 1910 (cuando había menos de 25.000 vecinos) y 1940 (cuando se llegó hasta 65.000) a razón de "la abolición del penal, la construcción del puerto, el despegue económico de la ciudad y la instauración del Protectorado español en Marruecos".

La población local se "estabilizó" hasta comienzos del siglo XXI, cuando la dinámica demográfica experimentó "un giro inesperado" en forma de una pronunciada curva ascendente "cuyo suelo se sitúa cronológicamente en el año 2004 [75.654 residentes]". "El nuevo Gobierno socialista introdujo un cambio la política económica y social que se tradujo en el incremento de las cuantías económicas destinadas a financiar los programas de inserción laboral y social", explica la coyuntura el Osceme, "y la Administración local, alentada por las subvenciones estatales y empujada por la presión social y de los partidos en la oposición, no se quedó atrás en el impulso de las políticas sociales".

De acuerdo con el análisis del observatorio, "el resultado irónico de los esfuerzos de las administraciones públicas para reducir los altos índices de pobreza en la ciudad es que han acudido todavía más pobres".

Así, la densidad de población en Ceuta ha alcanzado una cifra "exageradamente elevada" de 4.535 habitantes por kilómetro cuadrados de este año, "muy superior a cualquier punto del país", cuando la media nacional está en 93], incluso a las islas del archipiélago canario, que están por debajo de los 1.000 habitantes.

"desproporcionada" densidad de población

"La desproporcionada densidad de población de la ciudad", concluye el estudio, "tiene diferentes consecuencias: dificulta a las instituciones la asignación de recursos, comporta un factor decisivo en la conflictividad social y compromete la sostenibilidad medioambiental del territorio".

A juicio de la organización conservacionista 'Septem Nostra', impulsora del Osceme, "de alguna manera hay que hacer menos 'atractiva' Ceuta y reducir o al menos estabilizar su tamaño mediante un escudo protector". "Esta defensa, abandonando el lenguaje metafórico", ha explicado en declaraciones a los medios su presidente, José Manuel Pérez Rivera, "tiene que ser una ley de residencia específica para Ceuta y Melilla similar a la que desde hace muchos años lleva reclamando Canarias basándose en los mismos argumentos demográficos, socioeconómicos y ambientales".

Para los responsables del informe del observatorio, de no mediar respuesta oficial, la problemática local puede agravarse con el paso de los años: "Hoy —ha advertido Pérez Rivera— se puede sostener esto y garantizar por ejemplo el suministro de agua o de energía gracias a los avances técnicos, pero los combustibles fósiles de los que tanto depende esa tecnología van a ir escaseando y en unos cuántos años más no podemos garantizar ciertos suministros al volumen actual de población".

Consulta aquí más noticias de Ceuta.