El Ayuntamiento de La Carolina (Jaén) pondrá en marcha a partir de este lunes "un servicio alternativo de limpieza viaria y de dependencias municipales" ante la protesta iniciada hace una semana por la sociedad concesionaria del servicio de limpieza viaria y edificios públicos municipales, Cespa, que, según ha indicado el alcalde de la localidad, Francisco Gallarín (PP), "no es una huelga como tal sino dejar de cumplir su cometido" en las calles del pueblo en protesta por la cantidad de dinero con la que el Consistorio pretende liquidar el contrato suscrito con ésta.

Gallarín, que ya ha advertido en declaraciones anteriores de que podrían producirse en las próximas fechas unos "graves problemas de salud" en la localidad Alcalde, ha indicado que el equipo de Gobierno ha decidido que a partir de este lunes, cuando se cumplirá una semana del "abandono de la obligación de prestar el servicio" por parte de Cespa, se pondrá en marcha un servicio de limpieza viaria y de dependencias municipales con la labor de trabajadores del Ayuntamiento. Esta medida se prolongará hasta que Cespa "cumpla su obligación" o se contrate a otra empresa adjudicataria.

El Consistorio está elaborando un pliego de condiciones con el que seleccionar a la nueva firma, algo que, no obstante, "llevará su tiempo", aunque el primer edil ha matizado que mientras esto se produce la ley obliga a la adjudicataria actual, esto es Cespa, a seguir prestando el servicio, por lo que actualmente existe una "dejación de funciones", una situación que, según el alcalde, ya causó la empresa en otros municipios andaluces como en Adra (Almería).

Francisco Gallarín sostiene que el origen de esta situación se remonta al pasado mes de febrero, cuando el Ayuntamiento decidió resolver el contrato suscrito con Cespa por "incumplimiento" del mismo por parte de ésta, si bien la sociedad concesionaria ha seguido prestando ese servicio desde entonces "en situación de prórroga" del acuerdo y hasta en tanto no se adjudicara ese servicio a otra firma.

Sin embargo, una vez que ha conocido, esta semana, la cantidad de dinero con la que el Consistorio pretende liquidar su contrato —1.543.000 euros—, la empresa ha decidido "dejar de limpiar" las calles de La Carolina, según su alcalde, que ha asegurado que la firma exige que ese finiquito sume "entre 400.000 y 700.000 euros más", algo que el equipo de gobierno 'popular' rechaza.

Con todo, el Ayuntamiento, según el primer edil, "hasta la presente no ha recibido ningún comunicado oficial por parte de Cespa ni de estar en desacuerdo con la liquidación y deuda reconocida en el informe del técnico municipal, ni tampoco de la irresponsable decisión que ha tomado de no prestar el servicio, tal y como es su obligación legal".

Además, Gallarín, que ha subrayado que la empresa ha cobrado por parte del Ayuntamiento "más de cuatro millones de euros en el último año a través del plan de pago a proveedores", ha anunciado que el Consistorio "detraerá" de la cantidad con la que pretende resolver el contrato lo equivalente a los "daños y perjuicios" causados por su actuación.

Consulta aquí más noticias de Jaén.