Economía verde
Los expertos recuerdan que podemos convertir los retos ambientales en fuente de empleo y prosperidad. Foto: Photos.com

Pocos dudan ya de que el nicho de mercado abierto en el sector 'verde', aquel capaz de generar empleo a través de un desarrollo sostenible que cuide el medio ambiente mientras genera algún valor, representa una alternativa clara al problema de paro que se ceba con Europa, especialmente con sus frágiles economías del sur.

El empleo en el sector ambiental ha crecido en más de un 235% en los últimos diez años

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/882423/0/empleo/verde/sostenibilidad/#xtor=AD-15&xts=467263

Un informe publicado hace casi un año por la Organización internacional del Trabajo (OIT), ya anunciaba que España debía virar hacia una economía verde para vencer la crisis de falta de trabajo, porque "más de 1 millón de empleos verdes podrían ser creados de aquí al 2020 en España".

Sin embargo, el texto titulado Empleos verdes para el desarrollo sostenible. El caso Español matizaba en su conclusión que la potencialidad del éxito "depende del apoyo que estos sectores reciban en términos de medidas políticas", es decir, de la inversión gubernamental.

Un presupuesto de 5,2 millones de euros

Un año después España parece haber reaccionado al dato y el viernes presentaba los acuerdos 2013 para el fomento del empleo 'verde' en colaboración con la Fundación Biodiversidad —una institución que ya en 2010 publicaba que el empleo en el sector ambiental ha crecido en más de un 235% en la útlima década—.

Los 61 proyectos irán dirigidos a sectores como el turismo, la agricultura, la ganadería, la pesca, el sector forestal y el industrialEl Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, junto al de Empleo, pondrá en marcha 61 proyectos dirigidos a crear puestos de trabajo 'verdes' y a mejorar el medio ambiente, con una dotación total de 5,2 millones de euros, de los cuales la mayoría procederán del Fondo Social Europeo.

La cartera de Medio Ambiente desarrollará, a través de la Fundación Biodiversidad, el programa Empleaverde, donde se enmarcán los 61 proyectos recién aprobados, y que irán dirigidos a sectores como el turismo, la agricultura, la ganadería, la pesca, el sector forestal y el industrial.

El Gobierno aspira a crear unas 500 nuevas empresas gracias a estas iniciativas y ha avanzado que el próximo mes de septiembre se firmarán otros 30 proyectos para fomentar el emprendizaje en verde.

Uno de los proyectos aprobados para este año ha sido el de la Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (Anese), que ha presentado un plan para reconvertir empresas del sector de la construcción en empresas de servicios energéticos, cuyo potencial en creación de empleo puede llegar a los 300.000 puestos de trabajo en los próximos tres años, según el gobierno.

"Estamos ante un sector rentable y con futuro", coincidían los ministros Miguel Arias Cañete (Medio Ambiente) y Fátima Báñez (Empleo) al presentar los proyectos, mientras recordaban que según un informe reciente de la UE, las pymes crearán dos millones de nuevos empleos verdes hasta 2014.

Un filón de empleo a merced de los gobiernos

El informe de la OIT Empleos verdes para el desarrollo sostenible. El caso Español dice que en España hay entre 400.000 y medio millón de empleos verdes, lo cual supone cerca de 2,2% del empleo total del país, y su aportación a la economía nacional está en los 20.160 millones de euros al año, un escaso 2,4% del Producto Interno Bruto (PIB).

La transición hacia una economía 'verde' puede crear entre 15 y 60 millones de empleos a nivel mundial Pocos meses antes, en mayo de 2012, la misma organización emitía otro informe bajo el título Trabajando hacia un desarrollo sostenible, para el que se consultaron más de una veintena de estudios en los que se abordaba el efecto que tendrían diferentes estrategias de economía verde sobre el empleo mundial.

Su conclusión arrojó cifras contundentes: "La transición hacia una economía "más verde" podría crear entre 15 y 60 millones de nuevos puestos de trabajo en todo el mundo durante los próximos veinte años".

Pero, de nuevo, Peter Poschen, uno de los autores del texto, matizaba que, en función de las políticas que se pongan en marcha, el escenario en el que se desarrollen y "lo ambiciosos que sean los planes" del gobierno en cuestión, los resultados sobre el trabajo podrían variar cuantiosamente de un país a otro, de ahí la horquilla entre los 15 y los 60 millones de puestos de trabajo.

La OIT define los empleos verdes como aquellos que "reducen el consumo de energía y materias primas, limitan las emisiones de gases de efecto invernadero, minimizan los desperdicios y la contaminación, y protegen y restablecen los ecosistemas".