Los barceloneses pagan un 52,6% más por el recibo del agua que la media española. Eso es al menos lo que indica un estudio de la organización de consumidores Facua, en el que se comparan 28 ciudades.

El estudio indica que el consumo mensual de 10 metros cúbicos de agua (con un contador individual de calibre de 13 milímetros) tiene un precio de 18,89 euros en la capital catalana, cuando la media española se queda en 12,38.

Este modelo de consumo, según Facua, es el más común. Los precios incluyen los cánones del ciclo integral del agua (abastecimiento y saneamiento).

Si se excluyen estas tasas, el precio para ese tramo y ese calibre se queda en 15,60 euros. Eso significa que Barcelona es la cuarta ciudad con el agua más cara, después de Ciutat de Palma (24,461), Murcia (18,571), Tenerife (16,08 euros).

El precio en Barcelona triplica al de Madrid (5,85 euros) y supera a otras capitales como València (14,16 euros), Sevilla (11,50 euros) y Zaragoza (8,74 euros). El recibo del agua en Barcelona es la suma de la cuota del servicio y los tramos de consumo, además de otros impuestos (canon del agua, tasa de alcantarillado, la tasa metropolitana de residuos municipales y el 7% de IVA).

Según fuentes del sector, es la existencia de estos impuestos, que se cargan fuera del recibo del agua en otras ciudades, lo que explica que este líquido sea más caro en Barcelona.

Normativa común

La portavoz de Facua, Diana González, reclamó la existencia de una normativa común que determine los derechos y obligaciones de las concesionarias de agua en toda España.

El suministro es ahora una competencia exclusiva de los ayuntamientos. Por este motivo, la asociación de consumidores exige que se garanticen unos requisitos mínimos de calidad del servicio y que las facturas sean más homogéneas y fáciles de comprender.

Diferencias del 426% en España

El consumo de 10 m3 en Castellón cuesta 5,02 euros, con un contador de calibre 13 mm. En cambio, en Ciutat de Palma, se llega a los 24,46 euros (casi cinco veces más). La normativa catalana establece hasta tres precios del agua, por tramos. Hasta 6 m3/mes se cobra cada unidad a 0,38 euros. Entre 7 y 12 m3/mes, a 0, 76 euros cada m3 que exceda. A partir de 12 m3/mes, la unidad adicional se paga a 1,14 euros.