Ésa es una de las conclusiones a las que ha llegado un estudio sobre el comercio minorista en la capital, que refleja que más de la mitad (un 56%) de los establecimientos no tienen instalado un equipo informático.

Una de las causas de este atraso informático, según el estudio, es la edad media de los propietarios de los negocios, que ronda en Córdoba los 42 años. El informe también advierte de que son pocos los pequeños y medianos negocios que tienen conexión a Internet y usan el correo electrónico para las ventas, concretamente, el 28%, ocho puntos menos que la media nacional.

De los negocios que no se han modernizado informáticamente, el 80% reconoce que no lo ha hecho porque no necesita la tecnología y el 15% porque no tiene capacidad financiera. Tanto es así, que más de la mitad de los empresarios declaran que no tienen previsto realizar una inversión en tecnología en los próximos años.