Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja, pertenecientes al Área de Investigación de Calahorra, han procedido a la detención de un hombre de 49 años, natural de la localidad riojabajeña, como presunto autor de un delito de receptación en su establecimietno comercial, según ha informado el Instituto Armado en un comunicado.

La investigación ha permitido la recuperación de numerosos efectos sustraídos "y de dudosa procedencia", así como el esclarecimiento a fecha de hoy, de cinco hechos delictivos que habían sido denunciados en diferentes dependencias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Las actuaciones se iniciaron a finales de junio, cuando los agentes dan por esclarecida una falta de hurto llevada a cabo en un centro comercial de Cahahorra, en el que habían sustraído perfumes y colonias de diferentes marcas.

Este hecho llevó a la localización de un establecimiento comercial ubicado en Calahorra, en el que su propietario pudiera estar dedicándose a la adquisición de todo tipo de efectos sustraídos o de dudosa procedencia.

Por ello, los agentes se personaron en el establecimiento y proceden a su inspección, localizándose diferentes efectos cuya naturaleza y características no corresponden con su actividad comercial.

Entre ellos, había 75 teléfonos móviles de diferentes marcas y modelos; 6 video consolas de diferentes marcas; 9 video juegos; 2 ordenadores portátiles; 2 tablets; 1 televisor TFT; y 8 frascos de colonia de diferentes marcas, así como pintalabios y maquillaje.

Dado que el propietario del local no pudo acreditar la licita procedencia de estos efectos, se procedió a la intervención de los mismos y a su estudio.

Las consultas realizadas en diferentes bases de datos han permitido constatar como parte de estos efectos habían sido denunciados como sustraídos en diferentes Cuerpos Policiales, por lo que se procedió a la detención del propietario del establecimiento comercial.

Los agentes siguen investigando la procedencia del resto de efectos intervenidos de los que no consta su origen, aunque todos los indicios apuntan a que pudieran proceder de robos con fuerza y hurtos, por lo que no se descartan nuevas detenciones. Las actuaciones han sido puestas a disposición del Juzgado de Guardia de Calahorra.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.