El sindicato Manos Limpias apunta a que la "amistad" del ministro de Justicia y exalcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, fue el móvil que llevó a la Fundación Madrid 2016 a donar 140.000 euros a la entidad sucesora del Instituto Nóos, por lo que ha pedido que se le impute como cooperador necesario o cómplice de un delito de malversación, ya que de no haber sido por la anterior circunstancia no se hubiera firmado el convenio que dio pie al pago de los fondos públicos.

La acusación popular ha presentado un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que concreta sus alegaciones por las que ha solicitado la apertura de una pieza separada en el marco del caso Nóos con Gallardón como encausado, aseverando que la intención del entonces primer edil era la de promocionar "a toda costa" a Madrid como candidata de los Juegos Olímpicos de 2016.

La representación procesal de Manos Limpias asevera que no se trata de una petición "temeraria ni imprudente", sino "todo lo contrario", puesto que está basada en unos hechos "constatados y acreditados" en la causa. El sindicato amplía en su escrito los argumentos que ya vertió en el escrito por el que pidió la incoación de la pieza, y extiende el 'iter criminis' a la amistad "pública y manifiesta" que existía entre Gallardón e Iñaki Urdangarin y la Familia Real.

Una relación que hizo que tanto el Duque de Palma como el exalcalde entraran en contacto y Gallardón le instara a la exconsejera delegada de Madrid 2016 y exjefa del área de Deportes del Ayuntamiento de Madrid Mercedes Coghen a que "atendiera convenientemente" al marido de la Infanta Cristina. Tras ello, Urdangarin "ofreció su 'lobby'", la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS), que tras dejar el Instituto Nóos "estaba utilizando el señor Urdangarin para seguir operando negocios presuntamente ilícitos".

Fue entonces, 7 de octubre de 2007, cuando se produjo la firma del convenio entre quien fuera director de Deportes del Consistorio madrileño Miguel de la Villa y el exsocio de Urdangarin, Diego Torres, "con el visto bueno" de Gallardón, y sin que se acreditase "en ningún momento" la solvencia de la FDCIS. Todo ello, prosigue Manos Limpias, prescindiendo "total y absolutamente de las más elementales normas de derecho público" en relación con los concursos.

"Es evidente que si no es por la amistad del señor Urdangarin y la Familia Real no se hubiera firmado el convenio, estando el señor Gallardón informado puntualmente de las nulas gestiones" del Duque de Palma, añade Manos Limpias en unas alegaciones que finalmente el juez no ha dado por evacuadas al aseverar que dio traslado de la propia petición a las demás partes para que se pronunciaran al respecto, pero no al propio sindicato.

En concreto, la cantidad fue abonada en 18 donaciones de 6.000 a 12.000 euros transferidos mensualmente entre el 31 de octubre de 2007 y el 24 de noviembre de 2009. Una donación que, según la Fiscalía Anticorrupción, se habría intentado justificar mediante un documento de cuatro páginas, con el título 'Memoria' escrito a mano y fechado en diciembre de 2011, justo 25 días después de los registros que dieron lugar al estallido del caso Nóos.

Y es que los investigadores apuntan a que los pagos que percibió la FDCIS no respondían presuntamente a trabajo alguno. De hecho, el convenio no contemplaba contraprestación económica alguna y tampoco consta trabajo alguno por parte de la FDCIS que las justifique, tal y como postula el fiscal Pedro Horrach.