Cruz Roja Baleares ha presentado la memoria de actividad del 2012 en la que se muestra un "claro aumento" de la precariedad social de las personas atendidas por la organización debido, principalmente, a la persistencia de la crisis.

Ante este contexto, la organización ha optado por incrementar sus esfuerzos para apoyar a las personas más afectadas por la situación económica y se han reforzado todos aquellos recursos destinados a luchar contra la desocupación, incrementando la oferta en formación y orientación para el empleo y los itinerarios de inserción.

Así lo han destacado en rueda de prensa el presidente autonómico de Cruz Roja en Baleares, Miquel Alenyá, la coordinadora autonómica, Juana Lozano y el secretario autonómico, Joan Batle, quienes han coincidido en destaca el esfuerzo realizado por la entidad para dar respuesta a la creciente demanda de usuarios.

En concreto, se han atendido a un total de 2.007 personas, un 114% más respecto el año anterior, en alguno de los proyectos del plan de empleo, alcanzado algunos de ellos índices de hasta un 30% de inserción.

Asimismo, la memoria constata que se han implementado medidas de ayuda en emergencias sociales dirigidas a paliar los efectos de la crisis entre la población más desfavorecida cubriendo necesidades básicas de alimentación, higiene, vestido y vivienda. En el 2012 unas 10.374 personas recibieron algún lote de ayuda básica o prestación económica.

Por su parte, el área de inclusión social ha intensificado las acciones dirigidas a luchar contra la pobreza y la exclusión social. Fueron atendidas en esta área 18.562 personas, cifra que supone un incremento del 18% respecto el curso anterior.

Crecen un 30%

Los programas para personas mayores y dependientes

Según ha indicado la coordinadora autonómica de la organización los programas que más han crecido son aquellos dirigidos a las personas mayores y de atención a la dependencia, que han sufrido un incremento del 30%, siendo estos colectivos un objetivo prioritario para la Institución.

En su conjunto, se han atendido a 118.153 a lo largo del pasado año, un dato que refleja el importante esfuerzo realizado por la organización para dar respuesta a las nuevas demandas y problemáticas sociales consecuencia, la mayor parte de ellas, "al desempleo de larga duración y a la agudización de la pobreza", han coincidido en destacar los responsable de la entidad.