La mesa de contratación de la Sociedad de Vivienda y Suelo (SVS) ha propuesto la adjudicación de las obras de construcción de las 60 viviendas de protección oficial de General Dávila a la UTE formada por las empresas santanderinas Fernández Rosillo y Tecniobras, por un importe de 5.245.000 euros y un plazo de ejecución de 20 meses.

Así lo ha anunciado este jueves el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien recordó que un total de 11 empresas optaban a la ejecución de esta nueva promoción de viviendas sociales, que incluye locales comerciales en la planta baja y cuyas obras podrían comenzar el próximo mes de agosto.

La promoción se construirá en el número 59 de General Dávila, en un lugar "privilegiado", junto al campo de fútbol "Uco Alciturri" y ocupará una parcela municipal de 1.555 metros cuadrados, cedida a la SVS.

Será un edificio que constará de tres sótanos y un semisótano, todos ellos destinado a aparcamiento, una planta baja para uso comercial, cuatro plantas de piso y bajo cubierta. El edificio dispondrá de 101 plazas de garaje, de las que 60 estarán vinculadas a la VPO; 28 ubicadas en el semisótano, destinadas al bajo comercial, mientras que las 13 restantes se pondrán a la venta.

De las 60 viviendas, 1están reservadas para facilitar el desarrollo de la actuación prevista en el entorno del funicular del Río de la Pila, por lo que sólo se han sorteado las 48 restantes, tres de las cuales están reservadas para personas con discapacidad.

Más de 2.150 personas presentaron su solicitud para optar a una de las VPO de General Dávila, recordó el edil, quien destacó que la actividad comercial que se desarrollará en la planta baja del edificio contribuirá a dinamizar el entorno, así como a generar actividad económica y empleo.

Asimismo incidió en que la construcción de las viviendas lleva aparejada una mejora sustancial de la trama urbana de la zona, ya que contempla el ensanche de la calle José Rioja que comunica General Dávila con Prado San Roque, así como una nueva urbanización dotándola de aceras, ahora inexistentes.

Destacó también la eliminación del muro que en estos momentos interrumpe la calle Prado San Roque y que obliga a realizar dos quiebros de 90º dificultando enormemente la movilidad.

De esta forma, según dijo, una vez ejecutada, se mejorará notablemente su trazado y se incrementará la seguridad tanto para los peatones como para la circulación de vehículos.

"COMPROMISO"

Díaz ha reiterado el compromiso del equipo de gobierno con las familias santanderinas con la puesta en marcha una nueva actuación dirigida a "facilitar a más vecinos el acceso a una vivienda social, de calidad, a un precio asequible, mientras contribuimos, además, a la generación de actividad económica y empleo", subrayó.

En este sentido, hizo hincapié en que la política de construcción de VPO que desarrolla el equipo de gobierno a través de la SVS ha permitido que más de 800 familias hayan accedido ya a una vivienda protegida.

Apuntó que, además de las 60 VPO que la UTE Fernández Rosillo y Tecniobras construirá en General Dávila, la SVS ha tramitado también la construcción de otras 152 viviendas, que se empezarán a edificar este verano con lo que el balance del Ayuntamiento en esta materia se resume en más de 1.000 viviendas sociales, más de 120 millones de euros de inversión y la generación de 4.000 puesto de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.