La portavoz del grupo parlamentario socialista, Francina Armengol, ha calificado de "indecente e inmoral" que el PP cierre el Parlament balear durante todo el verano y que impida que se celebren Plenos Extraordinarios para abordar las cuestiones que plantea la oposición y pueda habar un control al Gobierno.

En rueda de prensa, la líder socialista ha criticado, "una vez más", la actitud del PP por no querer celebrar sesiones extraordinarias en la Cámara Autonómica durante los meses estivales, y deje sin voz a la gente y a los partidos políticos que quieren debatir sobre problemas que afectan a los ciudadanos de las Islas.

En este sentido, Armengol ha censurado también que los 'populares' hayan puesto en marcha una "estrategia de dilación absoluta" para evitar que se puedan celebrar sesiones de control al Govern y propuestas para dar respuesta a cuestiones que afectan a la ciudadanía.

Defensa al profesorado

Asimismo, Armengol ha querido hacer un "reconocimiento público al magnífico trabajo de los profesores, que luchan día a día para educara los nuevos niños", a pesar, ha dicho, "de la crispación y la persecución" que está haciendo el PP a la comunidad educativa de Baleares.

La portavoz del PSIB ha agradecido la tarea "entregada" de los maestros, que tiene que hacer frente a un Govern "hiper-radical" que ha puesto en marcha "una cruzada contra la educación pública, por dos motivos: por su contribución a la igualdad de oportunidades y por el catalán", ha señalado.

"No es de recibo la forma del PP de perseguir y criminalizar al profesorado a las Islas Baleares", ha opinado Armengol, quien ha añadido que uno de los "mayores disparates" contra la educación está la Ley de Símbolos, que el propio Consejo Consultivo ha criticado duramente, ha apostillado.

"Es una ley con tintes fascistas, que impone una censura previa inaceptable en el siglo XXI. Y todo esto para quitar unos lazos de las fachadas de las escuelas", ha recordado.