Los hechos ocurrieron a las cinco menos veinte de la tarde por causas que se desconocen. Los sanitarios tuvieron que subir al piso, un cuarto, con ayuda de la grúa de los bomberos para asistir a la mujer. Tras las curas de emergencia y, como la puerta de la cocina había quedado falcada, la víctima, de 49 años, fue evacuada por el balcón. Posteriormente fue atendida hasta un centro médico.