Derribo
Un operario supervisa las labores de derribo del edificio que se hundió parcialmente en el centro histórico de Lleida. ACN

Decenas de personas buscan desde el miércoles un supuesto tesoro, un rumor habla de 3.000 euros en efectivo, entre las ruinas de un edificio que se derrumbó hace dos semanas en el centro histórico de Lleida sin causar heridos.

El edificio, situado en la confluencia de las calles Companyia y Cavallers, se hundió parcialmente el 17 de junio afectado gravemente al inmueble contiguo, pese a haber pasado la inspección pertinente en 2007 y que el propietario realizara las reformas recomendadas en 2009.

"A la Guardia Urbana no le consta que se haya encontrado nada", ha indicado a 20minutos.es la concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Lleida, Sara Mestres, sorprendida por cómo se ha corrido el rumor.

El consistorio no sabe de dónde surgió el chisme, pero Mestres advierte del peligro de que haya personas rebuscando entre los escombros. Es por eso que han solicitado al propietario del terreno que aumente la vigilancia aunque la policía local acude cuando se producen aglomeraciones.

Los trabajos de desescombro están muy avanzados y finalizarán dentro de dos o tres días y todas las runas están siendo trasladadas a vertederos especiales.

Consulta aquí más noticias de Lleida.