En las antípodas están Alicante, Palma de Mallorca, Barcelona y Murcia. Valencia no destaca ni para bien ni para mal. Lo dice un informe de la Federación de Consumidores en Acción (FACUA), que ha analizado 28 ciudades. Así, consumir la misma cantidad de agua (10 milímetros cúbicos) cuesta en Castellón 6,6 euros, mientras que en Alicante sube a 32,23 y, en Valencia, 16,18 euros. Facua considera que deberían homogeneizarse los precios.