Tesoro Público
El Tesoro Público ha celebrado una nueva subasta. FNMT / BANCO DE ESPAÑA

El Tesoro Público ha colocado 4.003 millones de euros en bonos a tres y cinco años, el máximo previsto, aunque ha tenido que subir un 6% la rentabilidad de ambas emisiones desde la subasta precedente, celebrada en junio.

España ha tenido que subir la rentabilidad de su deuda, pero aún se financia a costes razonables, según los expertos.De los 4.003 millones de euros colocados este jueves, 1.023 han salido a tres años con una rentabilidad del 2,897%, un 6% por encima del 2,732% al que salió en junio la deuda a este plazo y el más elevado desde abril; los 2.980 millones de euros restantes se han adjudicado al 3,859%, también un 6% más cara que en la puja de junio (3,638%) y el más alto desde febrero.

La ratio de cobertura, que es la proporción entre la demanda de las entidades y el importe finalmente adjudicado, ha sido algo inferior a la de otras ocasiones pero alta, de 2,1 veces.

La subida de la rentabilidad no ha supuesto sorpresa alguna al mercado, ya que la crisis de gobierno abierta en Portugal y otros asuntos relacionados con los rescates de Chipre y Grecia han renovado las tensiones en los mercados de deuda.

En el secundario, donde se negocian los títulos una vez emitidos, el bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, superaba el 4,8 % tras la emisión, con lo que el riesgo país de España se elevaba a 314 puntos básicos, tres más que al cierre de la sesión anterior.

Aunque España ha tenido que subir el interés de sus últimas emisiones de deuda, aún se financia a costes muy razonables, según los expertos, y tiene ya cubierta una parte importante de sus necesidades de liquidez para el ejercicio.

Sin contar la emisión de hoy, entre enero y junio el Tesoro ha adjudicado 76.808 millones de euros dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo, un 63,3 % de lo previsto para todo el año.