El Tribunal Supremo de Argentina ordenó a los bancos que devuelvan la totalidad de los depósitos en dólares que tenían a principios de 2002, cuando se desató la peor crisis económica que recuerda el país suramericano.

 

El resultado es, al momento del fallo, equivalente al ciento por ciento del valor en dólares del depósito



El fallo establece que los fondos se devolverán en moneda argentina a la razón de 1,40 pesos por dólar depositado, más la aplicación de un índice relacionado con la inflación y una tasa de interés anual del 4%.

"El resultado es, al momento del fallo, equivalente al ciento por ciento del valor en dólares del depósito", explicó en un comunicado el Tribunal, que en su fallo también entendió que la conversión a pesos de los ahorros en dólares decretada en enero de 2002 fue "constitucional".

La conversión a pesos afectó a ahorros por valor de 46.000 millones de dólares (más de 141.ooo millones de pesos, más de 35.000 millones de euros) depositados en cuentas corrientes y cajas de ahorro y cuyos movimientos ya habían sido restringidos a finales de 2001 mediante el denominado 'corralito', impuesto para evitar la salida masiva de dinero del sistema financiero.