La quinta ronda de diálogo entre ambas Coreas, EEUU, Japón, Rusia y China para el desarme nuclear norcoreano finalizó hoy sin avances y sin fecha de reanudación, únicamente con la habitual declaración del país anfitrión, China, cuyo enviado, Wu Dawei, volvió a insistir en el acuerdo de septiembre de 2005 por el que Corea del Norte se mostraría dispuesta a aceptar el desarme a cambio de ayuda y de garantías sobre su seguridad.

Wu aseguró que las seis naciones volverán a reunirse "lo más pronto posible".

La segunda fase de la ronda comenzó el lunes pasado y en ella los principales antagonistas de esta crisis, EEUU y Corea del Norte, no consiguieron acercar sus posiciones después de que Pyongyang llevara a cabo su primer ensayo nuclear hace diez semanas.

Las negociaciones eran las primeras después de una interrupción de trece meses.