Algunas tiendas adelantan más aún las rebajas de tapadillo
¿Y en las rebajas? (Pablo Elías).
Ya se pueden llamar precios especiales, campañas navideñas, ofertones bailones o ahorro por el morro; que en el fondo, son las rebajas de toda la vida de una forma encubierta.
El año pasado, los carteles que anunciaban los descuentos comenzaron a aparecer en enero, adelantándose en unos días a las verdaderas rebajas. Este año, en cambio, ya cuelgan de los escaparates con dos semanas de antelación.

«La ley es clara, no se pueden hacer promociones un mes antes de las rebajas, así que debería de haber inspectores multando a los que incumplen», asegura el secretario de la asociación de comerciantes Avadeco, Luis del Hoyo. Es más, últimamente se utiliza mucho el término liquidación para atraer al cliente. Desde ahora, si es por reforma, el establecimiento deberá de cerrar 15 días. «No vale cambiar una bombilla y traer género nuevo, algo que se está haciendo con mucho descaro», aseguran los comerciantes.

Casi sin temporada

Los pequeños establecimientos no se pueden permitir pérdidas y, si a este invierno tardío le sumamos los madrugadores descuentos, el margen es más que escaso. «Nos habíamos planteado incluso que las rebajas comenzaran este año más tarde, hacia el 15 de enero, pero...es muy difícil», asegura Luis del Hoyo. Los comerciantes piden un cuerpo de inspectores que sancione a quienes incumplen la ley.

A la caza del cliente ahorrador

¿Y en las rebajas?

Si en Navidad se llaman precios especiales, ¿cómo se les denomina a los precios durante las rebajas? Este comercio de la calle Santiago ha sido uno de los más madrugadores colgando los carteles de descuentos.

¿Cómo de especial?

Algunos establecimientos del paseo de Zorrilla son tradicionalmente de los primeros en llenar sus escaparates de ofertas especiales, adelantándose a la campaña de rebajas, ya sea navideña o veraniega.

Descuentos discretos...

Hay comercios con ofertas ligeras, de un 20%, como éste, ubicado en la calle Embajadores, en el barrio de Las Delicias, que demuestran que adelantarse a las rebajas no es sólo para los establecimientos del centro de la ciudad.

...Y a todo volumen

Otros llegan a descuentos más elevados, a lo mejor porque están en zonas mucho más comerciales y con más competencia, como por ejemplo, en la calle Mantería. Los zapatos, no sólo la ropa, también buscan al cliente.