La cena de Navidad, un 34% más cara que hace 20 días
Nada parece suficiente para la mesa en Navidad.
Nada parece suficiente para la mesa en Navidad. La cena de Nochebuena suele ser un derroche de los mejores productos e incluso la excusa para permitirse algún capricho gastronómico. Como en casi todo, los más previsores que compraran la cena hace dos semanas se habrán ahorrado hasta un 34,18% de media. 

Los precios de los mariscos se disparan los últimos días. Aunque, en general, todo vale un poco más. Lo que más vale, los platos fuertes como la carne y el pescado. Entre las carnes más caras, el solomillo de ternera a 35 euros el kilo y entre las más baratas, el pavo a 4,5 euros el kilo; y de los productos del mar, el más caro: la lubina (11 euros/kilo). 

300 euros de media

Los cordobeses, además, somos de los andaluces que más gastamos estos días, junto a malagueños y jiennenses. Cada persona invertirá casi 300 euros en comer en casa, frente a la media de 264,10 euros de toda la región, según un informe de la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA).

El precio y el gasto total también dependen del lugar escogido para comprar los productos. Mientras que los productos de los mercados tradicionales han subido un 20%, en las grandes superficies han crecido un 40%. Los cordobeses acudiremos al supermercado a llenar la cesta de la compra mayoritariamente (un 73%), frente al 15% que lo hará en pequeños comercios, el 15% en hipermercados y el 12%, en mercados.

Algunos consejos

Consejos prácticos a la hora de comprar: Hay que anticiparse y planificarse. Debemos tener claro qué queremos poner para comprar con tiempo porque ir en estas fechas a cualquier supermercado es bastante incómodo. Los productos no son los mismos, ni tampoco sus precios. Comparar precios en distintas superficies requiere tiempo, pero casi siempre merece la pena.

Un menú original que no se dispare de precio: Como aperitivo, chuletitas de conejo. De primero, crema de castañas con guarnición de verduras. El plato fuerte: merluza rellena de marisco y bechamel acompañado de arroz meloso con setitas.

Menú sofisticado: Para comenzar, un suflé gratinado con queso y foie de hígado de pato con frutos secos. De primero, pulpo asado en daditos con aceite de trufas. Y de segundo, venado con salsa de frutos rojos acompañado de setas.

Menú clásico: Para empezar, marisco fresco, embutidos y productos ibéricos. De primero, una sopa de picadillo. De primero, pierna de cordero asada.