El Consejo Social de la Hispalense aprobó ayer los presupuestos de la institución para el año que viene, 397 millones de euros, un 12% más que en este ejercicio. Es la primera partida que se aprueba dentro de un nuevo modelo de financiación que ha tenido en cuenta los objetivos alcanzados. Éstas son las novedades: cuatro millones de euros para un plan de incentivos que mejorarán las metodologías docentes; 14 millones de euros para investigación científica y más dinero para potenciar las prácticas de los alumnos con becas. Además, se destinarán 20 millones para mejorar las infraestructuras (2,2 millones más que en 2006); 253 millones para gastos de personal (9% más); 45 millones en gastos de bienes corrientes (27%) y 89 en inversiones reales (9%). El Consejo Social dispondrá de 118.000 euros. Entre las actividades programadas destaca la celebración de un seminario sobre Universidad-Empresa-Sociedad.