Antonis Samaras
El ex primer ministro de Grecia, Antonis Samaras. EFE/Alex Beltes

La izquierda moderada griega (Dimar) decidió este viernes abandonar el Gobierno tripartito, lo que abre la vía para una coalición de conservadores y socialdemócratas.

La ejecutiva de Dimar y el grupo parlamentario, reunidos de urgencia, aceptaron la propuesta de su líder, Fotis Kuvelis, de retirar del Gobierno a sus dos ministros y dos viceministros, informaron fuentes del partido a los medios locales.

El partido dejó claro en su reunión que mantendrá el apoyo a todas las reformas que ha respaldado desde un principio.

"El país no necesita elecciones... Dimar insiste en su política de reformas y en la búsqueda de soluciones dentro de la realidad europea", señaló el partido en un comunicado tras la decisión adoptada por amplia mayoría de abandonar el Gobierno.

Esta decisión se tomó tras el fracaso la noche del jueves de las negociaciones del tripartito en busca de un consenso para solucionar la crisis desencadenada por el cierre de la radiotelevisión pública ERT.

Reunión entre Samarás y Venizelos

El primer ministro, el conservador Andonis Samarás, y el líder socialdemócrata, Evángelos Venizelos, han manifestado su intención de mantener en pie el Gobierno, habida cuenta de que ambos partidos cuentan con suficiente mayoría en el parlamento.

Algunos diputados independientes ya han dejado entrever su disposición a respaldar al nuevo Gobierno bipartitoAunque esta mayoría solo es de dos votos (153 escaños), lo que puede resultar problemático en un clima de difíciles ajustes, algunos diputados independientes ya han dejado entrever su disposición a respaldar al nuevo Gobierno bipartito.

Del comunicado de Dimar se desprende además que el partido seguirá respaldando puntualmente las decisiones del nuevo Gobierno. Venizelos cuenta con el respaldo unánime de su grupo parlamentario para formar un Gobierno con Samarás.

Un portavoz de la oficina de prensa del primer ministro señaló que todavía no está claro que vaya a celebrarse este viernes mismo una reunión entre Samarás y Venizelos para abordar la necesaria remodelación de Gobierno y el futuro de la radiotelevisión, que sigue sin emitir pese a la orden judicial que decretaba la reanudación de emisiones.

La misma fuente dijo que los nuevos ministros serán nombrados en cuanto se hayan formalizado las dimisiones de los de Dimar que abandonan el Ejecutivo. Samarás dejó claro el jueves que su objetivo es concluir los tres años de legislatura que todavía quedan y continuar con las reformas.

"No caeremos en la anarquía ni en el estancamiento", dijo su portavoz, Simos Kedikoglu.

Mientras tanto continúan las protestas ante la sede central de ERT en Atenas, ocupada por décimo día consecutivo por sus trabajadores, que vía Internet emiten informativos de forma continuada, gracias a la señal facilitada por la Unión Europea de Radiotelevisión.