Los consejeros de Educación de diferentes comunidades autónomas han celebrado este miércoles la disposición del ministro de ramo, José Ignacio Wert, para modular la exigencia de nota para acceder a las becas, al considerar que su propuesta inicial podría plantear "problemas importantes".

Tras la reunión de la Conferencia Sectorial celebrada la tarde de este miércoles en la sede del Ministerio en Madrid y que ha estudiado el proyecto de Real Decreto regulador de las becas y ayudas al estudio, el consejero de Castilla y León, Juan José Mateos, ha dicho que Wert "nunca" le defrauda, aunque ha reconocido que su comunidad está "en desacuerdo" con el Gobierno "en algunas cuestiones" como la calificación para obtener beca.

"Dependen no sólo del esfuerzo, también de situaciones difíciles de controlar como los profesores, los centros, las familias, la situación económica", ha explicado el representante del Ejecutivo castellano-leonés. "Por eso pensamos que los alumnos que tengan una renta baja y hayan aprobado el curso reúnen las condiciones para recibir las ayudas al estudio", ha defendido Mateos.

Por esta razón, el consejero ha celebrado que el ministro se comprometa a estudiar la forma de modular las ayudas. "Otra cosa es que nos dé la razón en parte o en todo, porque entiendo perfectamente el trabajo que tiene que desarrollar, sus dificultades", ha explicado Mateos justificando la posición de Wert. "Nunca me defrauda", ha sentenciado.

Por su parte, el consejero de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha puesto de manifiesto su "buena impresión" respecto de la actitud del ministro de Educación, quien, según ha precisado, "ha atendido varios ruegos" de las diferentes responsables autonómicos.

"El primero era que se mantuvieran los fondos presupuestarios del pasado año para becas y se ha comprometido a lucharlo frente al Ministerio de Hacienda. Y el segundo ha sido rebajar las exigencias de nota especialmente para 4º de ESO, que está en un 6, y también para Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), que está en un 6,5", ha concretado Marín.

En este sentido, ha valorado que Wert "se ha abierto al diálogo y a la reconsideración". "Vemos en la actitud del ministro ganas de llegar a un consenso", ha remachado Marín.

Ayudas a los libros de texto

Por otra parte, ha explicado que durante la reunión se ha abordado el asunto de las ayudas y la financiación de los libros de texto. "Nos parece muy bien la variable de la tasa de riesgo de pobreza en los alumnos, en las distintas comunidades. Por lo tanto, Castilla-La Mancha ahí ha sacado más fondos de la media por, lamentablemente, ese elevado riesgo de pobreza que tenemos", ha señalado.

Sobre la financiación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), ha celebrado las "buenas noticias" que, a su juicio, se han trasladado desde el Ministerio, que ha "garantizado que hay fondo social europeo suficiente para financiar la FP básica, la FP dual, el aprendizaje de lenguas extranjeras", así como las medidas que "acaben con el abandono prematuro" del sistema escolar.

También la consejera de Enseñanza de Cataluña, Irene Rigau, ha destacado que Wert se ha mostrado "dispuesto a reconsiderar" el real decreto sobre becas, y en especial lo referido a las exigencias académicas para acceder a estas ayudas, teniendo en cuenta que el texto eleva las notas mínimas a un 6 para Bachillerato y un 5,5 para FP Superior.

Así, la consejera catalana, que se ha mostrado "satisfecha" con el resultado de la reunión, ha dicho que el ministro ha atendido a los razonamientos mostrados por los responsables autonómicos y por ello este real decreto podría ser modificado. Sin embargo, Rigau ha indicado que también "cabe la posibilidad de que se quede como está", aunque espera que haya una modificación.

Por su parte, la consejera andaluza del ramo, María del Mar Moreno, ha incidido en la importancia de mantener en un 5 el umbral académico para acceder a una beca, ya que, según ha dicho, "si con un 5 se aprueba", tienen que tener las mismas posibilidades de estudiar aquellos que alcancen la nota, tengan o no dinero.

"desmantelamiento" del sistema

Muy crítica ha sido la valoración de la consejera asturiana, Ana González, que tras la reunión ha reconocido sentirse "muy preocupada" ante lo que considera "el desmantelamiento del sistema de becas" con la propuesta del Gobierno. "Es una tropelía, y están convirtiendo las becas en una dádiva de los poderosos hacia los pobres", ha explicado González.

"Es terrible, vamos hacia un sistema educativo depredador", según la consejera del ejecutivo socialista del Principado, "cuyo único objetivo es echar a la gente en función al dinero que tengan las familias", en alusión al aumento de la calificación de los alumnos para ser becados.

Por último, ante los medios de comunicación, mientras se celebraba la Conferencia Sectorial, la consejera de Educación de Extremadura, Trinidad Nogales, había instado a Wert, a modular "los niveles de exigencia de nota" para acceder a una beca en el Bachillerato, pero "sin renunciar a la exigencia", y había pedido al ministro que fuera consciente "de que la situación no es igual para todas las comunidades y que queremos que se module la nota de exigencia del Bachillerato".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.